viernes, septiembre 01, 2006

El Parque del Futuroscope. Viaje de vuelta



¡Hola de nuevo! ¿De acuerdo en hacer el viaje de vuelta por otro lado? Pues... ¡coche y carretera!

Al salir del hotel y llegar a la rotonda, ir dirección Poitiers. A 2 km. antes de llegar a Poitiers encontrareis paneles de dirección, seguir el indicador hacia Limoges, por la carretera nacional 147. Disfrutad de esta carretera porque parece que esté atravesando "el jardín del Edén". La vegetación es muy frondosa y se tiene la sensación de que se está dentro de un bosque que no va a terminarse nunca. Llegamos a Limoges y nos dirigimos hacia la Autopista A-20, dirección Toulousse. Al llegar a la salida 54, tomamos la carretera nacional 140 dirección Rocamadour. A la salida 54 se encuentra la ciudad medieval de Martel ("la ciudad de los 7 campanarios"). Si disponeis de un poco de tiempo, vale la pena visitarla. Con media hora podreis admirar un bello lugar que os transportará a tiempos remotos.

Entramos en Rocamadour. Es una pequeña población que no llega a los 900 habitantes, situada dentro del "Valle Tenebroso", en las gorges del rio Alzou. Maravillosamente organizado encima de un gran peñasco de más de 150 m. de altura, se encuentra el castillo, la torre y el campanario, ofreciendo una panorámica sobrecogedora del valle del rio Alzou. Ya en el siglo VI se adoraba a una virgen negra en la Parroquia de Santa María, cuyos milagros se relataban desde el inicio de siglo. El descubrimiento cerca de una humilde capilla, en el año 1166, del cuerpo milagrosamente conservado de un ermitaño al que dieron el nombre de Amadour (Amador del Peñón) dió un gran auge a la peregrinación dando lugar a la construcción, en un costado del peñasco, de 7 iglesias y un monasterio. En la parte de abajoa los pies del Santuario, empezó a formarse el pueblo. Se entra por la Puerta de St-Martial y tiene una sola calle. A derecha y a izquierda se pueden contemplar antiguas fortificaciones, puertas de casas antiguas, iglesias y varios hoteles. Una larga escalera de 216 peldaños permite llegar al templo de Notre-Dame, centro de la ciudad religiosa.

Hay un antiguo poema que describe mejor que nadie este impresionante lugar: "Las casas sobre el rio, las iglesias sobre las casas, las rocas sobre las iglesias y el castillo sobre la roca..." El imponente acantilado te deja maravillado mientras que la ciudad suspendida entre tierra y cielo ofrece al visitante una imagen sorprendente, sobrecogedora. Desde el mirador se pueden hacer muy buenas fotos. Rocamadour y los santuarios se pueden ver iluminados, durante la noche, desde el domingo antes de Pascua hasta mediados de Noviembre. Para visitar todo el conjunto se puede ir hasta allí en coche, con un tren minúsculo o a pié. Como sea que vayas, Rocamadour es un paraje que no puede explicarse... ¡Hay que vivirlo!

Dejamos Rocamadour y nos vamos a dirigir, por la carretera nacional que cruza bosques frondosos y valles impresionantes, hasta Cahors. Antes de entrar en la ciudad hay una zona donde podeis encontar una gran oferta hotelera. No obstante, siempre es mejor contactar con el Hotel unos días antes para poder hacer la reserva. De esta manera se viaja más tranquilo.

La villa galorromana de Cahors se halla situada en un meandro del rio Lot. Esta ciudad tiene un encanto especial, con reminiscencias florentinas, conservando intactas las huellas de su rico pasado. Toda la parte medieval del pueblo es un laberinto de calles estrechísimas y de palacetes y edificios antiguos, casi todos muy bien conservados, que te transportan a una época muy lejana en el tiempo. Sus jardines en medio de las construcciones medievales hacen que pasearte por sus calles sea una experiencia única.

Hay que visitar la catedral de Saint-Etienne, las termas galorromanas y, sobre todo, no perderse el Pont Valentré. Este puente medieval, con tres torres fortificadas y seis arcos con puntas agudas, es el único puente fortificado que se conserva en Francia. Pasear por el paseo que bordea el rio es muy agradable ya que da la sensación de estar en medio del campo, en plena naturaleza escuchando el murmullo del agua y respirando aire puro. Casi no te das cuenta de que, verdaderamente, estás en una próspera y hermosa ciudad. El clima, muy soleado y benigno, te ayudan a sentirte "como en casa". Cerca del rio se puede encontrar, casi siempre, lugar para dejar el coche.

Si eres amante del buen vino, Cahors y su región posee las viñas más antiguas de Francia y sus vinos, con denominación de origen, han sido apreciados desde la antiguedad. Se cuenta que los zares de Rusia bebian vino de Cahors en las grandes ocasiones.

Esta es la última etapa del viaje. Ya ha llegado el momento de regresar a casa. Llegamos hasta Toulousse y, desde aqui a nuestro destino, solo hay que seguir las indicaciones de los paneles : Barcelone.

Espero que os haya gustado este viaje. Me gustaría saber vuestra opinión referente al mismo. Al final de la pagina encontrareis un lugar para comentarios que, automaticamente, llegan a mi correo electrónico. Os agradeceré cualquier sugerencia que ayude a hacer estas páginas más sugestivas y agradables. No olvideis de volver a este "blogg". El próximo viaje será a L'Auvergne (tierra de grandes espacios y volcanes).

Podeis encontrar información sobre el país vecino en www.franceguide.com. Os será de mucha utilidad.

Un abrazo para todos

Magda

lunes, agosto 21, 2006

Dentro del Parque del Futuroscope



¡Hola! ¿Como estais? ¿Habeis desayunado bien? Supongo que os habrá gustado, ya que los desayunos "buffet" en esta región son excelentes.
Si ya estamos preparados para salir, pensad en lo que vais a poner en la mochila (o las mochilas) que vais a llevar dentro del Parque. Coger una botella de agua (que después podreis rellenarla en las fuentes que hay por todos lados), una gorra para protegeros del sol y, si hace mucho calor y la radiación solar es fuerte, poned a los niños fotoprotecciónn. Según la época del año, una chaqueta gorda y un paraguas. Aquí el tiempo cambia con la velocidad de un rayo. Puedes pasar de un sol de justicia a unas nubes amenazadoras, con el consabido viento, que te pueden dejar helado en unos minutos. No os preocupeis por la comida: hay muchos lugares agradables para poder comer y todos con una relación calidad-precio muy apropiada.
Ya os dije que no era necesario hacer colas. Si no os lo dieron ayer, ir a recoger el Plano de Visita y teneis que ir siguiendo las indicaciones del mismo. Con fotos, números y flechas os vais a situar enseguida. Si os fijais, hay un apartado en la página central (inferior derecha) donde se especifican los horarios fijos del día en curso.
La atracción más visitada es "Bailando con los Robots" y se encuentra un poco hacia la derecha de la entrada, pero a unos 500 metros más arriba, atravesando todo el parque. Ya vereis que es donde se dirige más gente. Es la atracción última que se ha incorporado al Parque. Está situada en un pabellón nuevo donde, en su interior, 10 robots gigantes bailan al ritmo de la música. Estos robots, con una altura de 7 Tienen brazos articulados y asientos para dos personas en la parte superior. Algunos bailan al ritmo de la salsa, otros de la música disco o hip-hop, todo siguiendo una coreografía original de Kamel Ouali.
Se puede elegir formar parte del baile o contemplar el espectáculo desde una baranda elevada. En ambos casos la experiencia es inolvidable. Si la decisión es subir (decisión muy acertada) sentaos siempre un adulto al lado de un pequeño. No es que haya peligro, pero los movimientos son bruscos y así estareis más tranquilos.
Si habeis disfrutado con los robots, podeis ir a ver el "Zoo de los Robots", un safari de animales articulares donde, sin ningún cable o conexión, juegan, danzán, dialogan con los más pequeños, y dejan atónitos a los más mayores. Podreis ver con los ojos de una mosca o camuflarse como un camaleón. Los seis robots gigantes os enseñarán sus secretos y podreis estar tan cerca de ellos como para tocarlos o manipularlos. También encontrareis una girafa y un calamar enorme.
¿Veis este cilindro que sube lentamente y vuelve a bajar? Es el "Gyratour", un observatorio circular de 45 m. de altura que ofrece una visión espectacular de todo el Parque. Aunque veais que hay cola, sólo tarda 10 minutos entre subir y bajar. Creo que os puede dar una idea global de lo hermoso que es el recinto.
Ahora podemos cambiar de tema y dirigirnos, cruzando el parque más despacio y admirando de cerca lo que hemos podido contemplar desde el Gyratour, hacia el Pabellón de la Vienne donde experimentaremos las sensaciones del cine dinámico. Proyectan una alocada carrera alrededor del departamento de la Vienne que es una maravilla. Con un argumento simple y muy simpático, vas a ir a bordo de un tren, de un utilitario, de una zodiac, etc. en un viaje trepidante que corta la respiración. Aquí teneis que volver a repetir la manera de sentarse: Siempre un adulto al lado de un niño y, sobre todo, vigilad vuestras cervicales: ¡Los movimientos de las butacas son más espectaculares de lo que podeis llegar a pensar! Es una de las mejores atracciones del Parque. Respirad un poco ¿os ha gustado? Es completamente diferente pero pensad que, con movimientos parecidos a éste, por lo menos hay dos atracciones más.
Cuando llegamos al edificio que se proyecta "Viajeros del cielo y el mar" uno no sabe si se trata de una especie de catedral de la luz, de un haz gigante de fibras ópticas o de tubos de un órgano inmenso. Este edificio se llama "Le tapis magique", ya que la impresión que da al espectador cuando se visualizan las imágenes, son parecidas a las que podrías contemplar si fueras volando encima de una alfombra mágica. Una vez sentado en los cómodos asientos, puedes ver las imágenes en la pantalla enorme que tienes delante o admirar lo que está ocurriendo 25 metros bajo tus pies. Es un viaje fantástico junto a las especies que verdaderamente reinan en el cielo y en el mar. ¡Una experiencia única!.

Con todo lo que habeis visto y, sobre todo, si es verano y hace calor, lo mejor es dirigirse a la parte del "Mundo de los Niños". Son 2 hectáreas de juego y descubrimientos al aire libre. Allí podrán subirse en unas balsas para dar una vuelta por el lago, o en bicicletas acuáticas que será toda una aventura para los más pequeños. Encontrareis la "Torre de los más valientes" o "El Balancín de los más listos" y, mientras ellos se divierten, los mayores podreis descansar ¡lo teneis bien merecido!.
Una vez relajados.. ¿que tal comer un poco? Mirad en varios sitios. Casi todos los restaurantes y pizzerias están en la misma zona. Seguro que encontrareis el lugar adecuado a vuestros gustos.
Y.... ¡volvemos a la carga! "La Leyenda del caballo negro", proyectada en una pantalla de 600 m2 (tan grande como 2 canchas de tenis) es una buena opción para hacer la digestión sin movimientos bruscos. Es una bella historia que cuenta la amistad entre una niña y un caballo salvaje y nos muestra la naturaleza excepcional del Atlas marroquí.
Al salir, casi detrás, se encuentra una proyección en 3-D. Cuenta la epopeya del aviador Henri Guillaumet en un viaje con su avioneta a traves de la Cordillera de los Andes. Las vistas son espectaculares.
Quizá esteis demasiado relajados. ¿Necesitais algo más movido? No dudeis en visitar el último pabellón construido, un gigantesco arco de vidrio con un cilindro en su interior, donde se proyecta "El Desafío del Atlantis", para amantes de sensaciones fuertes y, al salir, id al pabellón nº 13 donde podreis continuar con más dinámico.
Aunque falte mucho para ver, seguro que teneis entradas para 2 días. Un consejo es que salgais del Parque y a unos 200 m. un poco a la izquierda, antes de llegar a la carretera, encontrareis un enorme centro comercial (antes de cruzar las taquillas de salida del Parque, pedid que os pongan en el dorso de la mano una señal para poder volver a entrar, a las 10 de la noche, para ver el fabuloso espectáculo "El Bosque de los sueños") En el centro comercial encontrareis tiendas de ropa a precios muy competitivos, un supermercado y lugares para sentaros a tomar algo. Preguntad antes de sentaros en el caso de que querais tomaros una cerveza. En algunos sólo sirven refrescos sin alcohol. Al volver al Hotel, dejad que los niños disfruten jugando en el cesped. Cenarán mejor si juegan un poco antes. Recordad que a las 10 teneis que estar otra vez en el Parque.
Salid un poco antes, para poder estar en el recinto para escoger lugar. El espectáculo empieza muy puntual. Según la metereología, llevad algo de abrigo y una revista o un periódico para poder sentaros sobre él en la grada, ya que la humedad del anochecer es muy acusada. Ante un inmenso escenario acuático de 7.000 m2, una fantástica combinación de rayos láser, fuego e imágenes proyectadas sobre unas inmensas pantallas de agua, se mezclan para dar nacimiento a algunos personajes: Lila, Drakkar, el profesor Theo, un robot sediento de poder: Drrr. Los efectos musicales y visuales de "El bosque de los sueños" nos deja maravillados contemplando las cascadas de agua gigantes, la lluvia de estrellas y, al final, el espectáculo pirotécnico sin igual. Seguro que volvereis al hotel contentos y entusiasmados con lo que habeis visto.
Segundo día dentro del Parque
¡Buenos días! Como ya teneis la experiencia del día anterior, y conoceis, tanto como yo, el funcionamiento del Parque, evito daros la lata con más consejos. No obstante, terminad de ver lo que os falta, repetid lo que os gustó más y pasead un poco por los jardines.
Cuando esteis cansados, relajaros un poco entrando dentro de la gigantesca bóveda azul profundo. En este planetario fuera de lo común, siete proyectores de video transmiten las imágenes en una cúpula de 21 metros de altura. Exploraremos todo el universo sentados en una comodísimas butacas y admiraremos todo lo que se encuentra dentro del cosmos, desde lo infinitamente pequeño hasta lo infinitamente grande.
Si pensais que ya es suficiente con lo que habeis visto del Parque, una buena idea es ir, por la tarde, a Poitiers (7 Km. dirección sur). Poitiers, llamada la ciudad de los cien campanarios, os va a sorprender por la variedad de sus monumentos. Es uno de los sitios privilegiados del arte románico en Francia. La Iglesia de Notre Dame pertenece a la Edad Media. Es una obra maestra del románico. La Catedral de St-Pierre, la Iglesia de St-Hilaire y el Baptistère de St-Jean son otras maravillas que no podeis dejar de contemplar. Poitiers es una ciudad estudiantil muy animada. Tiene muchas plazas y numerosas terrazas para sentarse. Hay parkings en el centro de la ciudad, no obstante, por las tardes casi siempre están completos. Una buena opción es dejar el coche a la entrada de la ciudad, en la parte de abajo donde hay varias calles que aún es posible dejar el coche sin mayores problemas.
¿Que os parece si hablamos de la vuelta a casa? Volver por el mismo camino que llegamos es muy aburrido. Si disponeis de un día libre ¿por que no lo aprovechais para cruzar algo del Perigord Noir, visitando Rocamadour y os quedais a dormir en Cahors?. Mirad el mapa. Consultadlo con la almohada y... ¡hasta mañana!
Magda

jueves, agosto 17, 2006

El Parque del Futuroscope. Viaje de ida

Destino: FUTUROSCOPE

¡Hola amigos! ¿Dispuestos a emprender "la gran aventura"? Pues, ¡no perdamos tiempo.... !

El día antes hay que programar lo que debemos llevar en el maletero, aparte de las maletas: una bolsa nevera con zumos, agua, yogourts, queso, fruta, una fiambrera con pechugas rebozadas y otra con unas tortillas. Aparte, los bocadillos ya preparados para desayunar. Con todo esto no tendremos que depender del gentío que se encuentra en estos días de vacaciones en las áreas de reposo. Ya habremos revisado el coche (estado de los frenos, nivel de aceite, nivel de agua y depósito lleno de gasolina). Como el viaje es largo, quedamos en salir a las 6 de la mañana. Ya se que es muy pronto pero, a la larga, ¡este madrugón se llega a agradecer!
Salimos de Barcelona. Pasamos por el peaje de La Roca (1,31€) y antes de pasar la frontera volvemos a poner gasolina. En Francia es bastante más cara. Antes de llegar a La Junquera pagamos 10,50€ de peaje. Ya tenemos hechos unos 150 km.
Se supone que el "pasaje" aún estará dormido y que la conducción será placentera. Enseguida, a la izquierda, la mole blanca de la emblemática Montaña del Canigó nos saluda. Unos cuantos kilómetros más y aparece, a la derecha, la bella imagen de Port Barcarés y Port Leucate, con el mar y los estanques que, con la salida del sol, más bien parecen espejos que brillan entre el cielo y el mar. Ahora tenemos que estar atentos. Antes de llegar a Narbonne, a 14 km. de la salida 39, debemos desviarnos para tomar la A-61 dirección Carcassonne-Toulouse.
Estamos pasando por las tierras de Corbières, famosas por sus vinos y por su "muscat". Tierras bañadas por el sol y acunadas por la suave brisa del Mediterráneo. Cuando os acerqueis al km. 325 de la autopista, ya podeis despertar a los que están dormidos: a la derecha se encuentra la maravillosa e inmensa fortaleza de La Cité Medieval de Carcassonne. Hay un mirador donde se pueden hacer fotos y verla mucho mejor que conduciendo desde la autopista. No obstante, para descansar un buen rato y desayunar, es mucho mejor hacer unos pocos kilómetros más (cerca de 50) y parar en el Aire de répos de Port Lauragais (Km. 275).
Port Lauragais tiene de todo: Estación de Servicio, restaurantes, cafetería, mesas y bancos para comer a la sombra, parque infantil, un mini museo con curiosidades de la comarca, un lago con infinidad de patos... ¡Hasta se puede encontrar una evocación del Canal de Midi! En caso de ir sobrados de tiempo, se puede hacer una mini travesia por el pequeño canal.
Una vez descansados , vuelta al coche para hacer un recorrido largo sin parar. Cuando llegamos a Toulousse fijarnos de seguir las indicaciones que nos van a llevar a Bordeaux. El paisaje que ofrece la autopista es de lo más variado. Podremos ver vacas, ovejas con sus crías, casas de campo muy bien cuidadas, castillos, fortalezas... Cada vez que hay algo importante que se puede ver desde la autopista, un letrero muy visible lo indica con dibujo y nombre. ¡Acordaos de descansar cada 2 ó 3 horas! Cuando tengais que parar para comer, cualquier "pique nique" que decidais será bueno. No obstante, antes de empezar a montar "la parada", asegurarse de que no está demasiado lleno. Tened por seguro que a los pocos kilómetros encontrareis otro. Lo importante es que, cuando tengais claro comer y reposar, os encontreis a gusto y relajados.
Al llegar a Bordeaux, casi sin darnos cuenta nos encontramos dentro de su "cinturón" llamado "La Rocade". Está muy bien señalizado. Seguir siempre dirección París. Pasaremos por Saintes. Después Niort (desde aquí se puede hacer una ruta bellísima: El Marais-Potevin. Esto será en otra ocasión). Estamos llegando a nuestro destino. Se empiezan a encontrar indicadores del Futuroscope. Los vamos siguiendo. Aún en la carretera, pasaremos por delante de los Hoteles del Parque. Siguiendo las indicaciones, giraremos a la derecha, encontraremos una rotonda y....¡ya estamos en el Parque del Futuroscope!
Buscamos nuestro hotel y aparcamos el coche sin ningún problema. Los parkings son suficientemente grandes. Entregamos la documentación para que nos den las habitaciones. Reservamos mesa para la cena, indicando la hora. Si hemos puesto, junto con el equipaje, una pelota, ahora es el momento en que los pequeños pueden relajarse haciendo un mini partido en la extensión de cesped que está delante del hotel.
Cuando ya estemos acomodados, tranquilamente nos iremos a las oficinas del Futuroscope (unos 15 minutos andando entre árboles y cesped) y allí nos darán las entradas y todos los documentos a nuestro nombre necesarios para que mañana, a las 10, podamos entrar en el Futuroscope tranquilamente y sin hacer ningún tipo de cola. No obstante, mañana por la mañana es mejor ir a desayunar alrededor de las 8.30. Cerca de las 9 se empiezan a formar colas y es dificil encontrar mesas vacías. Espero que la cena será del agrado de todos ¡Hasta mañana!
Magda

domingo, agosto 06, 2006

Un viaje para toda la familia


¡Hola amigos! Pensaba estar sólo unos pocos días sin escribir en este blog, pero "el hombre propone, Dios dispone...." ¡¡ y las circunstancias lo llegan a descomponer todo!!
Bueno, lo importante para mí es que ya estoy de vuelta y con unas ganas enormes de contaros otro viaje. Como es tiempo de vacaciones escolares los pequeños (y los que ya no lo son tanto), están esperando algo nuevo para romper un poco con la rutina de sol y playa. Entonces ¿por qué no hacer un viaje de unos cuatro días a un parque temático?.

El destino que os voy a proponer será al Parque del Futuroscope, a siete kilómetros al norte de Poitiers, en Francia. Está dedicado a las imágenes del futuro, con atracciones diferentes y espectáculos nocturnos únicos en Europa. Se pueden ver imágenes proyectadas en pantallas hemisféricas; pantallas circulares de 360º; pantallas planas de más de 700 m2 (con una altura igual a un edificio de 7 plantas); imágenes en 3D con gafas de filtros polarizantes en una pantalla hemisférica gigante; películas dinámicas donde la aventura empieza vertiginosamente y acaba en una espiral de sensaciones asombrosas con sacudidas controladas y proyección de imágenes sincronizadas con el movimiento de las butacas que provocan una vertiginosa sensación de realidad...... Y todo ello en una superficie de 6 hectáreas de jardines y surtidores, un lago para bicicletas acuáticas y, en verano, muchas atracciones de agua rodeadas de árboles y cesped donde disfrutar de sombras reconfortantes para mitigar el calor. La arquitectura futurista y audaz de los pabellones es el símbolo de las tecnologías del mañana. En el último pabellón construido (un gigantesco arco de vidrio con un cilindro en su interior) se proyecta "El Desafío del Atlantis", sólo para amantes de sensaciones fuertes.
La estancia es muy cómoda. En el recinto del Parque del Futuroscope hay Hoteles de todas las categorías. Lo más fácil es empezar el viaje con los hoteles reservados y las entradas ya compradas. Se puede adquirir un "pack" en la Maison de la France, en Barcelona (C/Fontanella, 21-23, 4º, 3ª. Tel. 93 304.04.53) donde, además, os darán información complementaria y muchas sugerencias de lugares hermosos para poder visitar en caso de querer alargar el viaje unos días más.
De Barcelona a Poitiers hay 880 km, lo que supone 9 horas de viaje. El hecho de salir al "extranjero" añade, a la imaginación infantil, una serie de incógnitas que hace del viaje una experiencia diferente, mas atractiva y menos aburrida. Lo ideal es salir muy pronto (6 mañana). A esta hora, solo entrar en el coche, los niños quedan dormidos. Tenemos 3 horas de conducción tranquila sin oír la tan temida frase "¿falta mucho para llegar?".....
Pero de todo esto nos vamos a ocupar cuando programemos el viaje en firme, dentro de 3 ó 4 días. Mientras tanto podeis ir "preparando el terreno". Comentadlo con todos los que van a formar parte del viaje. No desestimeis a los más pequeños. Ellos se sienten importantes si ven que se cuenta con ellos a la hora de decidir y se vuelven mucho más responsables. Estoy segura que esta sugerencia tendrá éxito. No dejeis de consultar estas páginas a media semana. Podría ser una experiencia muy positiva para hacer de este verano un "verano para recordar"
Magda

sábado, junio 24, 2006

Problemas con mi PC

¡Hola amigos! Lamento deciros que el prometido viaje a Les Gorges du Tarn tendrá que retrasarse unos días. Tengo problemas con mi PC y, al ser festivo hoy y mañana también, no hay manera de solventar el problema. No obstante, como voy a viajar a Francia esta semana próxima, intentaré contaros algo desde el lugar en que me encuentre (si tengo acceso Internet).

Un abrazo para todos. Magda

miércoles, junio 21, 2006

Consejos antes de realizar el viaje

¡Hola de nuevo!
Ayer os dije que iríamos a las "Gorges du Tarn". No obstante, primero tengo que haceros algunas observaciones que os serán útiles para cada uno de los viajes que penseis realizar. Intentar viajar siempre 4 personas en un coche. Resulta más divertido, más económico y frente a cualquier problema que pueda surgir, se resuelve mejor si hay cuatro personas para opinar y decidir.
El primer día de viaje, aparte de programarse salir pronto, es recomendable llevar comida suficiente para no tener que parar en un restaurante de autopista. La comida en estos lugares sabe toda igual, cuesta cara y se pierde mucho tiempo esperando que te sirvan. Es muy fácil preparar en casa un bocadillo para desayunar y unas tortillas o algo de carne rebozada y croquetas para la comida del mediodia. Si teneis a mano una bolsa nevera con un par de bloques frigoríficos, podeis poner en ella unas latas de bebida, algo de fruta y un poco de queso. Todo ello os permitirá que las paradas que hagais en los "pique-niques" de la autopista sean más relajadas y sin preocupación de entrar en las cafeterias normalmente atestadas de gente. Pero... ¡no olvideis de tomaros un buen café en las máquinas!
Acordaos de repostar gasolina a menudo. No apureis el depósito hasta la reserva. A veces los resíduos que se depositan en el fondo pueden entorpecer el buen funcionamiento de vuestro vehículo. Y, sobre todo, ¡ no bebais bebidas alcohólicas y acordaos de descansar cada 2 horas!
Con estos pequeños consejos vuestro viaje será más placentero y disfrutareis a tope de cada momento.La próxima charla será ya sobre el viaje. Acordaos de que teneis una cita en este blog para ir a ....."Las Gorges du Tarn"

Magda

Viajes en coche. Mensaje de bienvenida

Aúnque lo hayas encontrado por pura casualidad, gracias por perder estos minutos leyendo lo que he escrito. Este blog ha sido creado para hacer partícipes, a las personas que les gusta viajar, de mis experiencias en viajes sencillos que sólo necesitan un coche, un par de amigos y muchas ganas de disfrutar. A muchas personas no les gustan los viajes organizados. En estos viajes no cuentan tus gustos personales. Igual te puedes estar toda la mañana en un centro comercial y sólo disponer de una hora para contemplar unos paisajes que necesitarías todo el día para darte una ligera idea de lo que la madre naturaleza ha intentado volcar en ellos. Si vas con tu propio coche, decides tú el rato que dedicas a cada lugar. Disfrutas mucho más por que tu eres el "organizador" de tu tiempo y puedes emplearlo en lo que verdaderamente te gusta.

Lo que podrás encontrar en las páginas venideras de este blog serán siempre viajes por Europa, que se puedan hacer en tu propio coche, que sean fáciles de organizar y que tengas la tranquilidad de que te los recomiendo porqué los he realizado yo misma anteriormente. Para empezar, y durante bastante tiempo, los viajes que os recomendaré serán a nuestro vecino país, Francia. Francia está muy cerca de Barcelona, donde yo vivo. Además tiene una red de carreteras y autopistas que son una verdader maravilla. Los "pique-nique" de las autopistas son verdaderas áreas de descanso y recreo, siempre límpias y sombreadas y con todas las comodidades para hacer un descanso apropiado. Por poco que consultes el mapa antes de salir de casa, la conducción será siempre tranquila. Enseguida os dareis cuenta que la señalización es excelente y que es muy dificil perderse o equivocarse de carretera. En fin, probaremos con este país. Si os cansais de Francia, visitaremos otro. Lo importante es que disfruteis de vuestros días de vacaciones haciendo un turismo diferente y conociendo lugares nuevos. Si os parece, el primer viaje que os indicare en este espacio será a las "Gorges du Tarn". ¡Hasta pronto!



Magda