jueves, agosto 17, 2006

El Parque del Futuroscope. Viaje de ida

Destino: FUTUROSCOPE

¡Hola amigos! ¿Dispuestos a emprender "la gran aventura"? Pues, ¡no perdamos tiempo.... !

El día antes hay que programar lo que debemos llevar en el maletero, aparte de las maletas: una bolsa nevera con zumos, agua, yogourts, queso, fruta, una fiambrera con pechugas rebozadas y otra con unas tortillas. Aparte, los bocadillos ya preparados para desayunar. Con todo esto no tendremos que depender del gentío que se encuentra en estos días de vacaciones en las áreas de reposo. Ya habremos revisado el coche (estado de los frenos, nivel de aceite, nivel de agua y depósito lleno de gasolina). Como el viaje es largo, quedamos en salir a las 6 de la mañana. Ya se que es muy pronto pero, a la larga, ¡este madrugón se llega a agradecer!
Salimos de Barcelona. Pasamos por el peaje de La Roca (1,31€) y antes de pasar la frontera volvemos a poner gasolina. En Francia es bastante más cara. Antes de llegar a La Junquera pagamos 10,50€ de peaje. Ya tenemos hechos unos 150 km.
Se supone que el "pasaje" aún estará dormido y que la conducción será placentera. Enseguida, a la izquierda, la mole blanca de la emblemática Montaña del Canigó nos saluda. Unos cuantos kilómetros más y aparece, a la derecha, la bella imagen de Port Barcarés y Port Leucate, con el mar y los estanques que, con la salida del sol, más bien parecen espejos que brillan entre el cielo y el mar. Ahora tenemos que estar atentos. Antes de llegar a Narbonne, a 14 km. de la salida 39, debemos desviarnos para tomar la A-61 dirección Carcassonne-Toulouse.
Estamos pasando por las tierras de Corbières, famosas por sus vinos y por su "muscat". Tierras bañadas por el sol y acunadas por la suave brisa del Mediterráneo. Cuando os acerqueis al km. 325 de la autopista, ya podeis despertar a los que están dormidos: a la derecha se encuentra la maravillosa e inmensa fortaleza de La Cité Medieval de Carcassonne. Hay un mirador donde se pueden hacer fotos y verla mucho mejor que conduciendo desde la autopista. No obstante, para descansar un buen rato y desayunar, es mucho mejor hacer unos pocos kilómetros más (cerca de 50) y parar en el Aire de répos de Port Lauragais (Km. 275).
Port Lauragais tiene de todo: Estación de Servicio, restaurantes, cafetería, mesas y bancos para comer a la sombra, parque infantil, un mini museo con curiosidades de la comarca, un lago con infinidad de patos... ¡Hasta se puede encontrar una evocación del Canal de Midi! En caso de ir sobrados de tiempo, se puede hacer una mini travesia por el pequeño canal.
Una vez descansados , vuelta al coche para hacer un recorrido largo sin parar. Cuando llegamos a Toulousse fijarnos de seguir las indicaciones que nos van a llevar a Bordeaux. El paisaje que ofrece la autopista es de lo más variado. Podremos ver vacas, ovejas con sus crías, casas de campo muy bien cuidadas, castillos, fortalezas... Cada vez que hay algo importante que se puede ver desde la autopista, un letrero muy visible lo indica con dibujo y nombre. ¡Acordaos de descansar cada 2 ó 3 horas! Cuando tengais que parar para comer, cualquier "pique nique" que decidais será bueno. No obstante, antes de empezar a montar "la parada", asegurarse de que no está demasiado lleno. Tened por seguro que a los pocos kilómetros encontrareis otro. Lo importante es que, cuando tengais claro comer y reposar, os encontreis a gusto y relajados.
Al llegar a Bordeaux, casi sin darnos cuenta nos encontramos dentro de su "cinturón" llamado "La Rocade". Está muy bien señalizado. Seguir siempre dirección París. Pasaremos por Saintes. Después Niort (desde aquí se puede hacer una ruta bellísima: El Marais-Potevin. Esto será en otra ocasión). Estamos llegando a nuestro destino. Se empiezan a encontrar indicadores del Futuroscope. Los vamos siguiendo. Aún en la carretera, pasaremos por delante de los Hoteles del Parque. Siguiendo las indicaciones, giraremos a la derecha, encontraremos una rotonda y....¡ya estamos en el Parque del Futuroscope!
Buscamos nuestro hotel y aparcamos el coche sin ningún problema. Los parkings son suficientemente grandes. Entregamos la documentación para que nos den las habitaciones. Reservamos mesa para la cena, indicando la hora. Si hemos puesto, junto con el equipaje, una pelota, ahora es el momento en que los pequeños pueden relajarse haciendo un mini partido en la extensión de cesped que está delante del hotel.
Cuando ya estemos acomodados, tranquilamente nos iremos a las oficinas del Futuroscope (unos 15 minutos andando entre árboles y cesped) y allí nos darán las entradas y todos los documentos a nuestro nombre necesarios para que mañana, a las 10, podamos entrar en el Futuroscope tranquilamente y sin hacer ningún tipo de cola. No obstante, mañana por la mañana es mejor ir a desayunar alrededor de las 8.30. Cerca de las 9 se empiezan a formar colas y es dificil encontrar mesas vacías. Espero que la cena será del agrado de todos ¡Hasta mañana!
Magda

4 comentarios:

josep dijo...

Crec que es molt interessant tan lo que explica com la forma que ho explica. Felicitats Magda. Seguirem llegin lo que publica i crec que ens animará a tots a fer els viatges que proposa. Anim i seguixi aixi

sara dijo...

Hola!
Magda, ens pots explicar perquè vau fer la ruta d'anada per Bordeaux i no per Limoge? La que recomana la guia michelein és anar a Poitiers des de Barcelona passant per Limoges.
Nosaltres anirem a Futuroscope a mitjans d'agost.

Gràcies!
Sara

Anónimo dijo...

YO he ido al futuroscope y esta muy bien, me parece que explica un buen viaje muy entretenido y divertido, aunque hay unas cuantas horas de coche XD. Bueno que está muy bien, sigue así dandonos ideas.

INPAIC dijo...

Tot molt bé, però perquè al famós i catalaníssim Canigó li diem Mount Canigou ?, justament per algú que diu es dedica al turisme i és de Catalunya?. És que nosaltres mateixos som els primers en tirar-nos terra a sobre o a abaixar-nos els pantalons? Així ens va.
Jaume