miércoles, septiembre 03, 2014

Escapada a La Ciudad del Espacio y Toulouse

        Escapada a Toulouse y
       La Ciudad del Espacio

 

¡Hola amigos! 
Se ha terminado el verano pero aún nos quedan unos días de vacaciones que no sabemos muy bien como emplearlos. Tenemos ganas de pasarlo bien descubriendo lugares nuevos y experiencias diferentes.  A veces un destino para pasar 2 ó 3 noches es lo que nos hace falta para complementar unos días de sol y playa o una estancia en los pirineos.


 

 La Ciudad del Espacio (La Cité de l'Espace) es una buena opción que debeis tener en cuenta. Este lugar único en Europa se encuentra en Toulouse, a 395 km. de Barcelona. Se trata de un parque único y espectacular donde, con solo cruzar su entrada, te encuentras sumergido dentro los secretos del Universo.
 



Encontrareis experiencias insólitas, podréis ver como se navega por el espacio con objetos espaciales de tamaño real, intentar manejar simuladores de vuelo, quedar boquiabiertos con un planetario, con una pantalla hemisférica de 360º y simulador astronómico,  que propone un extraordinario viaje a traves de todas las estrellas que componen el Cosmos y, además, atracciones y experiencias para niños de todas las edades.

 


Podéis mandar una foto a familiares y amigos vestidos como si acabarais de abandonar el cohete. Ésto es posible gracias a una figura de cartón-piedra que, con solo poner vuestra cabeza en el agujero correspondiente, da la sensación de realidad.

 
En el programa que ofrece el comodísimo cine IMAX,  sobre una pantalla gigante y dotado de todos los avances tecnológicos, quedaréis maravillados al comprobar lo vasto que es el universo, donde la tierra ocupa un pequeñísimo lugar. Podreis contemplar el sol y sus impresionantes explosiones con gafas de visión 3D y pantalla hemisférica de 360º.
 
Este parque se compone de varios espacios:
 
Los jardines: En los jardines, aparte de pasear en un ambiente muy agradable, encontraréis algunas animaciones que entusiasmarán a todos:

 
 
La estación espacial rusa MIR. Cohetes de agua, La cúpula des astrónomo, Terradome, y la Cápsula Soyuz, con 3 cosmonautas a bordo: 30º al interior, 1.800º al exterior.
También podéis acercaos hasta tocar el cohete Ariane-5, de 53 m. de altura, medidas auténticas al original.
El laberinto de las Galaxias servirá para comprobar vuestro grado de orientación para lograr salir de él... ¡no es tan facil como parece!
 


Tambien encontraréis El Patio de los Planetas con el camino del sol y, para los mas pequeños, El Rincón de los Pequeños Astronautas: un área de juegos muy espacial con un cohete-tobogán, una estación espacial-cabaña y un jeep lunar para entrenarse como los mayores.

 
 
 
Astralia: En este espacio se encuentra el planetario y el cine IMAX. ¡Inmersión total garantizada! Este espacio no os lo podeis perder bajo ningún concepto...¡es fabuloso! Para mi es lo mejor que hay en el parque. Consultad los horarios de las sesiones que se programan para no dejar de ver ninguna.
 

Las exposiciones:  En este lugar se encuentran atracciones fantásticas para los niños (y los que ya no lo son).
El Astrojum es un simulador de gravedad marciana y el Moon Runner un simulador de gravedad lunar.

La Cita con Philae es una demostración de aterrizaje sobre un cometa.
La Silla giratoria es para poner a prueba vuestros sensores de movimiento.
El Vacio Espacial os hará participar en sorprendentes experimentos de física.
Os aconsejo consulta horarios.
 
El estelario: Se encuentra instalado entre la tienda y la entrada a los jardines. Ofrece 2 atracciones:
Astronauta, donde te pones en el lugar de un verdadero astronauta y El Cazador en el Cielo, orientación en un bosque de noche gracias a las estrellas.
La autodescripción es solamente en francés. Podéis pedir unos cascos de traducción en recepción.

 

Las exposiciones y los jardines están accesibles todo el tiempo.
Las animaciones y las películas, como ya os he comentado, están sujetas a horarios concretos.
He intentado explicar lo que podeis encontrar en este fabuloso parque. Tened en cuenta que, para verlo todo y disfrutar de los cines IMAX y del Planetarium, vais a necesitar todo un dia. Para aprovechar al máximo os aconsejo ver una película IMAX o una sesión del Planetarium lo antes posible. Si puede ser, en el momento de vuestra llegada.

 

Encontrareis un restaurante muy agradable en el mismo recinto, con una relación calidad-precio muy asequible.También hay un Bar al aire libre al pie del cohete Ariane-5.

Pero mi mejor consejo es que aprovecheis el viaje y que paséis un par de noches en   
 
TOULOUSE


A continuación os voy a explicar lo que tiene de encantador esta bella ciudad, llamada la Ciudad Rosa.

En tiempo de los Romanos, la ciudad de Tolosa fue la más importante de la provincia narbonesa. El comercio del vino dió su esplendor a esta bella ciudad.
El el siglo III la ciudad se convierte al cristianismo. En el año 250 muere martirizado su obispo Saturnin (Sernin). En el siglo XI se edifica la Basílica de Saint-Sernin, monumento considerado como el conjunto románico más amplio y más bello de Europa.
En el siglo XV el comercio de las cáscaras de pastel enriquece la ciudad y sus comerciantes. Estos comerciantes edifican lujosas mansiones como el Hotel de Assézat o de Bernuy. Un paseo por las callejuelas del casco viejo os permitirá ver estas magníficas edificaciones.
 


 
En el patio del Capitole (Ayuntamiento) se encuentra la estátua de Henri IV y, en la parte de atrás, la Oficina de Turismo. Os aconsejo entrar y pedir un plano de la ciudad y que os señalen en el mismo donde se encuentran los lugares más importantes. Hay un pequeño tren que, en un recorrido de 35 minutos, os permitirá ver donde están situados los más importantes monumentos de la ciudad. También hay un "bus turístico" que muestra la parte más antigua de la ciudad, ya que el recorrido lo hace un poco apartado del mismo centro. Es muy interesante.

También, si disponeis de tiempo, podeis navegar por el rio Garona y por el Canal de Midi con visita comentada. Existe una fórmula con comida a bordo incluida. Como Toulouse es una ciudad que posée un patrimonio excepcional, os voy a indicar lo que no podeis dejar de admirar durante vuestra visita.
Muchas de sus edificaciones están construidas de ladrillo y piedra de rio. Esta mezcla le da un toque de color diferente. Es por ésto que se le llama la Ciuda Rosa.

 
El Capitole. El Ayuntamiento. De todos los lugares de Toulouse, la Plaza del Capitole disfruta de un estatus particular. Es el símbolo y corazón de la ciudad. Es un lugar de tránsito obligado para los tolosanos y los visitantes. Se extiende sobre dos hectáreas. Su forma actual data del año 1759 y la longitud de su fachada es de más de 128 m. Sus 8 columnas representan a los ocho Capitouls, que administraban la ciudad a partir del siglo XII. Aúnque sea el Ayuntamiento, los tolosanos le llaman, simplemente, Capitole.

 El portal, que data de 1546, está adornado con dos columnas jónicas y un bajo relieve que representa 2 cautivos. Desde 1607, el portal ostenta una estatua de Enrique IV de marmol verde. negro y blanco, recubierta de una cúpula decorada de pizarra. En el suelo se encuentra una placa de marmol que recuerda el lugar donde el duque de Montmorency, Gobernador de Languedoc y rebelde contestario, fue ejecutado el 30 de Octubre de 1632.
Bordeando la plaza y debajo las bóvedas de las arcadas, Moretti ilustra en sus pinturas la historia de Toulouse desde el tiempo de los Cátaros.

Os recomiendo subir a la primera planta. Una majestuosa escalera, del año 1912, os llevará hasta la sala Gervais. Esta sala servía, originalmente para ceremonias nupciales. Está decorada con alegorías sobre el tema del amor realizadas por el pintor Paul-Jean Gervais.

En la Galería se exponen unos 15 lienzos, todos ellos de hechos históricos. En la sala Henri-Martin podréis contemplar diez obras de un estilo muy cercano al de los impresionistas. Se pueden admirar, además, varios bustos inmortalizando a diversas personalidades, desde Raimundo IV hasta reyes visigodos.
 

La Sala de los ilustres te remonta al tiempo de los Capitouls, hacia 1674. Fué rediseñada en el siglo XIX por Paul Pujol. Aqui se celebran, actualmente, las recepciones oficiales.
 
La Cruz del Languedoc, de 18 metros de diámetro, está situada en el centro de la plaza. Es una obra de Raymond Moretti. Tiene unas bandas de bronce bruto y el diseño original de bronce pulimentado. Las bolas simbolizan los puntos cardinales, los doce meses del año, las doce horas del día y los doce signos del zodíaco.

El torreón del Capitolio, antigua torre de defensa, se construyó en 1525 para conservar los archivos de la ciudad. A principios del siglo XIX el torreón fue restaurado por Viollet-le-Duc, que restituyó sus torretas y le dió su apariencia de atalaya. Desde 1946 se le dió otra misión y actualmente alberga la Oficina de Turismo, visita obligada, como ya he dicho antes, para poder ver la ciudad con más comodidad.
 
La Basílica de Saint-Sernin. Después del Capitole, es el segundo monumento más emblemático de la ciudad. Es una de las mas bellas iglesias románicas de Europa que siguen en pie. Esta basílica ha sido declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. Se encuentra dentro del Camino de Santiago.



En 1906 la parte oriental, las capillas y el coro estaban acabadas. La segunda parte del edificio fueron iniciadas por el canónigo Gallard. Los pies del santo, esculpidos en una de las columnas, traen suerte a quién ponga las manos sobre ellos.

 El Convento de los Jacobinos. En los siglos XIII y XIV era un convento de los frailes predicadores. Es un impresionante edificio construído totalmente de ladrillo rojo, típico del gótico meridional. El claustro y los edificios monacales forman un conjunto de belleza incomparable. Sus imponentes columnas de marmol y sus capiteles con motivos florales y animales impresionan al momento de cruzar la entrada. La bóveda del ábside está formada por una palmera de 22 ramas y, en la capilla de St. Antonin hay unos frescos del Apocalipsis que no podéis dejar de admirar. Unos espejos situados en la parte inferior os ayudarán a ver la palmera del techo con todo su esplendor.

 

En esta iglesia reposan las reliquias de San Tomás de Aquino, pero no las encontrareis en el altar mayor, sinó debajo de este altar que os muestro. En las paredes de la Iglesia se pueden ver restos del policromado original. Aunque parezca extraño, en la antiguedad las paredes de las iglesias estaban adornadas con dibujos y alegorías de Cada otoño, este convento,  es la sede de una serie de conciertos  durante el festival "Piano aux Jacobins". Este monumento recibe a 150.000 visitantes cada año.
 


La Catedral de Saint-Etienne. La edificación de la catedral tardo cinco siglos. Esta catedral es admirada por la yuxtaposición del gótico meridional con el gótico del norte. Es uno de los monumentos más curiosos de Toulousse ya que se trata de una superposición de varios edificios a lo largo de los siglos. Es la única iglesia de Toulouse que ha conservado sus vitrales originales, con su magnífico rosetón y sus 17 capillas.



Los Hoteles (Edificaciones suntuosas particulares). Toulouse es muy rica en edificios construidos por las familias adineradas en la primera mitad del siglo XVI. Los comerciantes de "glasto" (hierba pastel), amasaron verdaderas fortunas y edificaron sus casas inspirados en el renacimiento italiano. Se pueden encontrar alrededor de 50 edificios (llamados Hoteles). Los más importantes son, como ya os he comentado más arriba, el  Hotel de Bernuy, que forma parte del actual instituto Pierre-de-Fermat. Esta edificación fue construida entre 1530 y 1550. La puerta de entrada es de piedra esculpida y, lo que encontré más hermoso fue la espléndida escalera interior.
El  Hotel d'Assézat, construido en 1555, obra maestra del Renacimiento tolosano, es hoy sede de la Academia de los Juegos Florales, entre otras sociedades científicas,  y de la Fundación Bemberg. No dejeis de admirar su hermoso patio interior.


El Gran Hotel, muy cerca del Capitole, tine una historia muy divertida. En 1917 Pierre-Georges Latécoère crea la Aeropostale para llevar, con los antiguos aviones de guerra, el correo de Toulouse a Dakar. Más de 120 pilotos se suceden en la ciudad. Los más famosos Jean Mermoz y Antoine de Saint-Exupéry. Latécoère los aloja siempre en El Gran Hotel, que está cerca de donde él vive, para tenerlos vigilados y controlados. Los escritos de Saint-Exupéry relatan esta época en la novela "Vol de nuit".
                                                    
 Les Abattoirs. Muy cerca del Pont-Neuf que atraviesa el Garona se encuentra esta edificación que alberga el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo. Posee una colección de mas de 3.500 obras. Una de ellas es  un monumental telón de teatro pintado por Picasso.
Les Abattoirs es un ejemplo de una reconversión totalmente lograda. En este lugar se encontraba el matadero municipal y, debido a sus malos olores, era un sitio muy poco apreciado por la población. Hoy en día es un lugar de orgullo de cualquier tolosano.
Al salir del museo os recomiendo dar un paseo por las orillas del Garona. Pasareis por el futuro Teatro de la Verdure, instalado en el Port Viguerie. Ha sido instalada una pasarela para enlazar la ribera con el jardín Raymond VI. ¡Disfrutad de esta vista sobre el Garona!
 

L'Hôtel Dieu. En la ribera izquierda del Garona, este edificio imponente sirvió de hospicio durante ocho siglos. Acogía a mendigos, vagabundos, huérfanos y peregrinos. Su papel consistía más en acoger que en curar.Hoy en dia es el centro administrativo del Centro Hospitalario Universitario y museo de instrumentos de Medicina de los Hospitales de Toulouse. Forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El Canal de Midi atraviesa Toulouse y enlaza el océano Atlántico con el mar Mediterráneo. Construido bajo el reinado de Luís XIV, en el siglo XVII, por Pierre-Paul Riquet, es el canal más antiguo de Europa actualmente en funcionamiento. Poseé infinidad de esclusas, acueductos y puentes. Fue declarado patrimonio mundial de la Unesco en 1996 y tiene un interés patrimonial excepcional.


Enamorada de su rio, Toulouse se ha comprometido a proteger sus muelles y orillas. Toda su ribera está acondicionada para el paseo y para poder ir en bicicleta. Os aseguro que es un lugar ideal para relajarse y respirar aire puro. Los muelles se han convertido en un lugar de animación para festivales como "Rio Loco" en la Prairie des Filtres.


El Château d'eau (depósito de agua) es un edificio situado a orillas del Garona. Fue construido en 1822. Fue declarado monumento histórico en 1943. Se edificó como reserva de agua de la ciudad de Toulouse. Hoy en día es una galería fotográfica. Desde entonces ha acogido más de 430 exposiciones de los fotógrafos más famosos del momento.

Aparte de todos estos lugares hermosos que os he citado, no debeis olvidar que Toulouse es una ciudad eminentemente gastronómica. Posée 5 restaurantes con estrella Michelín.
Lo más típico, que no podéis dejar de probar, es la salchicha de Toulouse. Se elabora con una estricta receta tradicional.
El Cassoulet, riquísimo, es una mezcla de salchicha de Toulouse y judias blancas.



En fin, os habréis dado cuenta de que esta ciudad que os he propuesto no tiene desperdicio. Es una ciudad eminentemente estudiantil, pionera en investigación y llena de parques, jardines y terrazas.
Si lo que buscais es comodidad para poder ver todo sin demasiado esfuerzo, un minibús panorámico con techo transparente hace un circuito de una hora veinte minutos de duración. Para ver sólo el centro, el tren turístico os mostrará lo vas relevante en 35 minutos desde la plaza del Capitole.

Aquí termino lo que tenía que ser una breve reseña de lo que podeis ver con 3 ó 4 días de vacaciones. Perdonad si me he alargado más de la cuenta. Cuando lo que explico és excepcional, no puedo hacerlo corto.
Un abrazo muy fuerte, incondicionales amigos

Magda Navarro