lunes, agosto 21, 2006

Dentro del Parque del Futuroscope



¡Hola! ¿Como estais? ¿Habeis desayunado bien? Supongo que os habrá gustado, ya que los desayunos "buffet" en esta región son excelentes.
Si ya estamos preparados para salir, pensad en lo que vais a poner en la mochila (o las mochilas) que vais a llevar dentro del Parque. Coger una botella de agua (que después podreis rellenarla en las fuentes que hay por todos lados), una gorra para protegeros del sol y, si hace mucho calor y la radiación solar es fuerte, poned a los niños fotoprotecciónn. Según la época del año, una chaqueta gorda y un paraguas. Aquí el tiempo cambia con la velocidad de un rayo. Puedes pasar de un sol de justicia a unas nubes amenazadoras, con el consabido viento, que te pueden dejar helado en unos minutos. No os preocupeis por la comida: hay muchos lugares agradables para poder comer y todos con una relación calidad-precio muy apropiada.
Ya os dije que no era necesario hacer colas. Si no os lo dieron ayer, ir a recoger el Plano de Visita y teneis que ir siguiendo las indicaciones del mismo. Con fotos, números y flechas os vais a situar enseguida. Si os fijais, hay un apartado en la página central (inferior derecha) donde se especifican los horarios fijos del día en curso.
La atracción más visitada es "Bailando con los Robots" y se encuentra un poco hacia la derecha de la entrada, pero a unos 500 metros más arriba, atravesando todo el parque. Ya vereis que es donde se dirige más gente. Es la atracción última que se ha incorporado al Parque. Está situada en un pabellón nuevo donde, en su interior, 10 robots gigantes bailan al ritmo de la música. Estos robots, con una altura de 7 Tienen brazos articulados y asientos para dos personas en la parte superior. Algunos bailan al ritmo de la salsa, otros de la música disco o hip-hop, todo siguiendo una coreografía original de Kamel Ouali.
Se puede elegir formar parte del baile o contemplar el espectáculo desde una baranda elevada. En ambos casos la experiencia es inolvidable. Si la decisión es subir (decisión muy acertada) sentaos siempre un adulto al lado de un pequeño. No es que haya peligro, pero los movimientos son bruscos y así estareis más tranquilos.
Si habeis disfrutado con los robots, podeis ir a ver el "Zoo de los Robots", un safari de animales articulares donde, sin ningún cable o conexión, juegan, danzán, dialogan con los más pequeños, y dejan atónitos a los más mayores. Podreis ver con los ojos de una mosca o camuflarse como un camaleón. Los seis robots gigantes os enseñarán sus secretos y podreis estar tan cerca de ellos como para tocarlos o manipularlos. También encontrareis una girafa y un calamar enorme.
¿Veis este cilindro que sube lentamente y vuelve a bajar? Es el "Gyratour", un observatorio circular de 45 m. de altura que ofrece una visión espectacular de todo el Parque. Aunque veais que hay cola, sólo tarda 10 minutos entre subir y bajar. Creo que os puede dar una idea global de lo hermoso que es el recinto.
Ahora podemos cambiar de tema y dirigirnos, cruzando el parque más despacio y admirando de cerca lo que hemos podido contemplar desde el Gyratour, hacia el Pabellón de la Vienne donde experimentaremos las sensaciones del cine dinámico. Proyectan una alocada carrera alrededor del departamento de la Vienne que es una maravilla. Con un argumento simple y muy simpático, vas a ir a bordo de un tren, de un utilitario, de una zodiac, etc. en un viaje trepidante que corta la respiración. Aquí teneis que volver a repetir la manera de sentarse: Siempre un adulto al lado de un niño y, sobre todo, vigilad vuestras cervicales: ¡Los movimientos de las butacas son más espectaculares de lo que podeis llegar a pensar! Es una de las mejores atracciones del Parque. Respirad un poco ¿os ha gustado? Es completamente diferente pero pensad que, con movimientos parecidos a éste, por lo menos hay dos atracciones más.
Cuando llegamos al edificio que se proyecta "Viajeros del cielo y el mar" uno no sabe si se trata de una especie de catedral de la luz, de un haz gigante de fibras ópticas o de tubos de un órgano inmenso. Este edificio se llama "Le tapis magique", ya que la impresión que da al espectador cuando se visualizan las imágenes, son parecidas a las que podrías contemplar si fueras volando encima de una alfombra mágica. Una vez sentado en los cómodos asientos, puedes ver las imágenes en la pantalla enorme que tienes delante o admirar lo que está ocurriendo 25 metros bajo tus pies. Es un viaje fantástico junto a las especies que verdaderamente reinan en el cielo y en el mar. ¡Una experiencia única!.

Con todo lo que habeis visto y, sobre todo, si es verano y hace calor, lo mejor es dirigirse a la parte del "Mundo de los Niños". Son 2 hectáreas de juego y descubrimientos al aire libre. Allí podrán subirse en unas balsas para dar una vuelta por el lago, o en bicicletas acuáticas que será toda una aventura para los más pequeños. Encontrareis la "Torre de los más valientes" o "El Balancín de los más listos" y, mientras ellos se divierten, los mayores podreis descansar ¡lo teneis bien merecido!.
Una vez relajados.. ¿que tal comer un poco? Mirad en varios sitios. Casi todos los restaurantes y pizzerias están en la misma zona. Seguro que encontrareis el lugar adecuado a vuestros gustos.
Y.... ¡volvemos a la carga! "La Leyenda del caballo negro", proyectada en una pantalla de 600 m2 (tan grande como 2 canchas de tenis) es una buena opción para hacer la digestión sin movimientos bruscos. Es una bella historia que cuenta la amistad entre una niña y un caballo salvaje y nos muestra la naturaleza excepcional del Atlas marroquí.
Al salir, casi detrás, se encuentra una proyección en 3-D. Cuenta la epopeya del aviador Henri Guillaumet en un viaje con su avioneta a traves de la Cordillera de los Andes. Las vistas son espectaculares.
Quizá esteis demasiado relajados. ¿Necesitais algo más movido? No dudeis en visitar el último pabellón construido, un gigantesco arco de vidrio con un cilindro en su interior, donde se proyecta "El Desafío del Atlantis", para amantes de sensaciones fuertes y, al salir, id al pabellón nº 13 donde podreis continuar con más dinámico.
Aunque falte mucho para ver, seguro que teneis entradas para 2 días. Un consejo es que salgais del Parque y a unos 200 m. un poco a la izquierda, antes de llegar a la carretera, encontrareis un enorme centro comercial (antes de cruzar las taquillas de salida del Parque, pedid que os pongan en el dorso de la mano una señal para poder volver a entrar, a las 10 de la noche, para ver el fabuloso espectáculo "El Bosque de los sueños") En el centro comercial encontrareis tiendas de ropa a precios muy competitivos, un supermercado y lugares para sentaros a tomar algo. Preguntad antes de sentaros en el caso de que querais tomaros una cerveza. En algunos sólo sirven refrescos sin alcohol. Al volver al Hotel, dejad que los niños disfruten jugando en el cesped. Cenarán mejor si juegan un poco antes. Recordad que a las 10 teneis que estar otra vez en el Parque.
Salid un poco antes, para poder estar en el recinto para escoger lugar. El espectáculo empieza muy puntual. Según la metereología, llevad algo de abrigo y una revista o un periódico para poder sentaros sobre él en la grada, ya que la humedad del anochecer es muy acusada. Ante un inmenso escenario acuático de 7.000 m2, una fantástica combinación de rayos láser, fuego e imágenes proyectadas sobre unas inmensas pantallas de agua, se mezclan para dar nacimiento a algunos personajes: Lila, Drakkar, el profesor Theo, un robot sediento de poder: Drrr. Los efectos musicales y visuales de "El bosque de los sueños" nos deja maravillados contemplando las cascadas de agua gigantes, la lluvia de estrellas y, al final, el espectáculo pirotécnico sin igual. Seguro que volvereis al hotel contentos y entusiasmados con lo que habeis visto.
Segundo día dentro del Parque
¡Buenos días! Como ya teneis la experiencia del día anterior, y conoceis, tanto como yo, el funcionamiento del Parque, evito daros la lata con más consejos. No obstante, terminad de ver lo que os falta, repetid lo que os gustó más y pasead un poco por los jardines.
Cuando esteis cansados, relajaros un poco entrando dentro de la gigantesca bóveda azul profundo. En este planetario fuera de lo común, siete proyectores de video transmiten las imágenes en una cúpula de 21 metros de altura. Exploraremos todo el universo sentados en una comodísimas butacas y admiraremos todo lo que se encuentra dentro del cosmos, desde lo infinitamente pequeño hasta lo infinitamente grande.
Si pensais que ya es suficiente con lo que habeis visto del Parque, una buena idea es ir, por la tarde, a Poitiers (7 Km. dirección sur). Poitiers, llamada la ciudad de los cien campanarios, os va a sorprender por la variedad de sus monumentos. Es uno de los sitios privilegiados del arte románico en Francia. La Iglesia de Notre Dame pertenece a la Edad Media. Es una obra maestra del románico. La Catedral de St-Pierre, la Iglesia de St-Hilaire y el Baptistère de St-Jean son otras maravillas que no podeis dejar de contemplar. Poitiers es una ciudad estudiantil muy animada. Tiene muchas plazas y numerosas terrazas para sentarse. Hay parkings en el centro de la ciudad, no obstante, por las tardes casi siempre están completos. Una buena opción es dejar el coche a la entrada de la ciudad, en la parte de abajo donde hay varias calles que aún es posible dejar el coche sin mayores problemas.
¿Que os parece si hablamos de la vuelta a casa? Volver por el mismo camino que llegamos es muy aburrido. Si disponeis de un día libre ¿por que no lo aprovechais para cruzar algo del Perigord Noir, visitando Rocamadour y os quedais a dormir en Cahors?. Mirad el mapa. Consultadlo con la almohada y... ¡hasta mañana!
Magda

No hay comentarios: