sábado, agosto 19, 2017

BURDEOS Y ALREDEDORES

(Tierra de vinos)

                                        Puerta de Cailhau

Hola amigos!!!  Que os parece si esta vez nos vamos hacia la Gironda? Iremos a visitar Burdeos y, como no, degustar vinos. No es la primera vez que os propongo algo parecido. Cuando visitamos La Alsacia ya hicimos bastantes "catas", pero aquella variedad era vino blanco, exquisito, pero blanco. Esta vez nos dirigiremos a la parte donde el vino ha tomado el nombre de la población: Burdeos.

                            La Cité de Carcassonne  

No voy a pediros que salgáis de casa a las 6 de la mañana ya que son unas 6 horas de conducción. Pero no empecéis el viaje tarde. Aprovechad el trayecto para hacer una parada en la Cité de Carcassonne. Es un lugar mágico, casi de cuento de hadas. El coche tendréis que dejarlo fuera del recinto pero, una vez dentro, quedareis tan impresionados que esta pequeña contrariedad no mermará vuestro entusiasmo. Todo lo que podéis ver dentro del recinto lo explico muy detallado en mi entrada de Diciembre de 2010:"Una escapada al Sur de Francia (Languedoc-Roussillon)".

                             Murallas.La Cité de Carcassonne
                             
                          BURDEOS

Si coméis algo en la Cité, podéis llegar a Burdeos hacia las 6 de la tarde. Al reservar el hotel, acordaos de preguntar y anotar en que salida debéis salir de la Rocade (la vía rápida que rodea la ciudad) Es una carretera donde las señales de las diferentes direcciones se suceden muy rápidamente y, sin apenas daros cuenta os podéis pasar la salida y entonces.... otra vuelta más a la Rocade... 


Y ahora vamos a hablar de Burdeos. Su nombre proviene del francés "Au Bord de l'Eau" que significa al borde del agua. Burdeos pertenece al Municipio francés situado en el Departamento de la Gironda y es Capital de la región de la Nueva Aquitania. Fue fundada por los romanos en el siglo III antes de C. En la antigüedad, toda Aquitania pertenecía a Leonor de Aquitania. Su hijo preferido fue Ricardo Corazón de León. Burdeos fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en el año 2007 gracias, en parte, al urbanismo del siglo XVIII, obra de Louis Urbain-Aubert de Tournys. 

Es la región vitícola mas importante de Francia con mas de 115.000 hectáreas de viñedos. Gracias a su clima templado, a sus precipitaciones continuadas y, sobre todo, a la composición de su suelo formado, en su mayor parte, de grava proveniente del río Garona, la regulación hídrica de las viñas la hace ideal para producir la mejor calidad de vino. Para obtener el vino tinto, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y Merlot son las variedades de uva más importantes.

                             "Château" o bodega entre viñedos

La ciudad de Burdeos, al estar situada en el lugar donde el río Garona se convierte en estuario, su suelo ofrece muy poca resistencia. Por esta razón todos los edificios son bajos pero muy extensos y, desde cualquier lugar, se puede admirar el centro, ya que al ser las edificaciones mas monumentales, sobresalen con bien merecido orgullo.

En el año 1996 su alcalde, Alain Juppé, inicio una rehabilitación de todo el casco antiguo que estaba completamente afectado por el humo y la contaminación, dando como resultado un patrimonio arquitectónico maravilloso. Para poder ver esta ciudad necesitais 2 días completos. Hay mucho que ver y mucho que descubrir.

                                           Plaza de la Bolsa                                          

En la plaza de la Bolsa podemos ver  una fuente monumental con la estatua de Las Tres Gracias. Por la tarde no os podéis perder El Espejo del Agua. Frente a estos edificios, y con una extensión de 3.450 m.cuadrados, los cambios regulares de 2 cm. de agua sobre una gigantesca placa de granito, transforma el lugar en algo mágico, alternando efectos nebulizadosy reflejos celestes. Desde 2006, cuando fue inaugurado, es el Espejo del Agua más grande del mundo.

                                Catedral de Saint André

La Catedral de Saint André, construida en estilo gótico tardío, fue el lugar donde contrajeron matrimonio Leonor de Aquitania y Luís VIII. Posee un campanario de 50 m. de altura y, de forma inusual, e igual que la Iglesia de Saint Michel, el campanario se erige de forma independiente junto a la basílica, en lugar de estar en la parte superior de la misma. Esto es debido a la fragilidad del suelo donde está construida. Se temía que el sonido de las campanas pudiera dañar la estructura del edificio. 

                                 Nôtre Dame d'Aquitaine

Este campanario, llamado Pey Bernard, fue mandado construir por el arzobispo que llevaba este nombre. Culmina con una imagen dorada de Nôtre Dame de Aquitania y desde la cúspide se obtienen las mejores vistas de la ciudad.

La basílica más importante después de la Catedral es la Iglesia de Saint Michel. Fue construida a finales del siglo XIV y terminada en el siglo XVI en estilo gótico tardío. El púlpito representa a San Miguel matando al dragón. El campanario, separado de la iglesia como en la Catedral, tiene una altura de 114 m. y puede verse desde cualquier parte de Burdeos. Le llaman "La Flèche" y fue construido en el siglo XV. Todo el conjunto está considerado Monumento Histórico desde el año 1846.
                              Iglesia de Saint Michel  

El barrio donde esta situada Saint Michel era, hasta hace poco, un barrio pobre habitado por gente de muy diferentes culturas. Hoy en día es uno de los mas modernos y coloridos de la ciudad. Todo empezó en 1999 cuando demolieron "Les Capucins", un gran mercado abierto que había quedado en la ruina. A partir de su reconstrucción, el barrio ha adquirido nueva vida y pasear por sus calles es una delicia.
   
Alrededor de la Catedral, la mas grande de Francia, se concentra la parte medieval. Para construir la parte neoclásica, se destruyó parte de la medieval. Las puertas de entrada a la ciudad y las murallas ya no existen. Solo se conserva una puerta medieval que es espectacular: La Puerta de Cailhau

                                        Puerta de Cailhau

Construida a finales del siglo XV en estilo gótico, su misión principal era la de vigilar el río Garona. Se construyó para conmemorar la victoria de Carlos VIII en la conquista de Nápoles. El nombre de la puerta viene dado a razón de los guijarros que se acumulaban en la zona provenientes del río Garona y que se usaron para lastre del edificio.
Observad bien la fachada. Podéis ver la estatua de Carlos VIII, junto a otros grabados y esculturas que son realmente hermosos. 


                             Monumento a los "Girondins"  
La Plaza de Quincoces, situada en el centro de la ciudad, es la mas grande de Burdeos. Data del Siglo XIX y es donde se celebra, cada 2 años, la Feria del Vino mas importante del mundo. En el centro de la plaza puede admirarse la Fuente-monumento a los Girondinos, de 1902.

                                  Le Grand Theatre

El Gran Teatro data de de 1773. Fue inaugurado el 7 de Abril de 1780. Es de estilo neoclasico. Cuenta con un pórtico con 12 columnas corintias, coronadas por 12 estatuas que representan las 9 musas y las 3 diosas: Juno, Venus y Minerva. Es una verdadera maravilla arquitectónica, obra del arquitecto Victor Louis.  Declarado Monumento Histórico, sirvió de inspiración a Charles Garnier para construir la Opera de París. Tiene capacidad para 1.100 espectadores y su interior es una joya que no podeis dejar de admirar.

La calle de Santa Caterina (Rue de Sainte Catherine) es una de las principales arterias comerciales de la ciudad. Es la calle comercial mas larga de Europa (aproximadamente 3 km.) Al ser peatonal y albergar las grandes firmas de la moda y las tiendas mas exclusivas, pasear por ella es una delicia. Al poder admirar los escaparates sin el ruido de los coches, es casi seguro que acabareis comprando algo!!!


                                   Le Pont de Pierre

Actualmente se está ganando más superficie habitables gracias a las obras que se están haciendo junto al río. Esta zona portuaria denominada "Bassins à Flot", donde se alojaban los antiguos astilleros, tan abandonada y empobrecida en el pasado, se está convirtiendo en un barrio nuevo, moderno y dinámico, y muy apto para vivir la gente joven. Como vereis enseguida, decenas de grúas por doquier dan muestra de una actividad frenética. La demanda de apartamentos no para de crecer y da la sensación que muy pronto esta será la parte más moderna de Burdeos.

                                La Cité du vin

La "Cité du Vin" , con una estructura parecida a nuestro querido Guguenheim, es un centro de interpretación global dedicado al vino. Aquí no solo se habla del vino francés: es una infraestructura cultural inédita dedicada al vino como Patrimonio de Cultura Universal. Ofrece un viaje espectacular alrededor del mundo, a través de sus épocas y de todas sus culturas. Ofrece mas de 3.000 m. cuadrados dedicados a exposiciones permanentes y unos 700 m. cuadrados para exposiciones temporales

                             Tranvia sin catenaria

Burdeos también está apostando fuertemente por dotar a la ciudad de medios no contaminantes. Se ha cambiado los autobuses para que funcionen a gas y se ha dado más protagonismo al tranvía, que funciona sin catenaria.

En fin, Burdeos ofrece todo lo que puedes esperar de una ciudad que no se ha anclado con el paso de los tiempos. Hoy en día es una metrópolis dinámica y llena de entusiasmo. 
Recordemos que  en 1828 muere en esta ciudad el famoso pintor Goya.

                           Saint Emilion


                             Restos de la antigua muralla

Solamente  a  35 km. de Burdeos y a 23 m. sobre el nivel del mar, se encuentra Saint Emilion. Ciudad medieval declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999. Debe su nombre a un monje bretón que se retiró a este lugar para dedicarse a la oración. Gracias a su gran corazón y a múltiples milagros, reunió una multitud de adeptos. Al morir, empezaron a peregrinar a este lugar para recibir favores de este monje. 

                                Iglesia Monolítica

En el mismo lugar donde se cobijó, dentro de una gruta, se erigió una Iglesia Monolítica. La iglesia, excabada en la roca en la ladera de la colina sobre la que se asienta la ciudad, fue construida entre los siglos XII y XVI. Esta impresionante iglesia monolítica fue cavada en la roca caliza por los monjes benedictinos.

                            Ventanas de la Iglesia Monolítica

Llegaron a trabajar conjuntamente en algún momento 55 monjes. Con 38 m. de largo y unos 15 m. de alto es la iglesia de estas características mas grande de Europa. Posee una hermosa portada tallada y, en su interior, recibe luz natural de ventanas excavadas en la roca. San Emilión está enterrado en este maravilloso recinto. La iglesia fue abandonada durante la Revolución Francesa, lo que dio lugar a la formación de salitre por culpa de la humedad y la falta de mantenimiento. Las magníficas pinturas de sus paredes desaparecieron cuando rascaron la superficie para obtener este preciado material para producir pólvora de cañón.     


                             Campanario con relog

El campanario, románico-gótico de 68 m. de altura, fue construido en el siglo XII sus dos primeros pisos. Los dos restantes en el siglo XV. Un siglo mas tarde fue reforzado en sus cimientos. Subir los 196 escalones que llevan a la cúspide tiene como premio el poder disfrutar de una vista impresionante sobre la ciudad y sus viñedos.
                                 Vista ciudad antigua

Saint Emilion cuenta con fascinantes iglesias románicas y ruinas que se dispersan a lo largo de sus estrechas y serpenteantes calles. La importancia de Saint Emilion viene del tiempo de los romanos. Las familias nobles que vivían en Burdeos tenían segunda residencia en este maravilloso pueblo. Hoy en día, dentro del recinto antiguo viven 270 habitantes. En la época medieval llegaron a vivir 10.000. 

                               Viñedos de Saint Emilion

Cuenta con mas de 200 km. de galerias subterráneas que se  utilizan hoy en día para la conservación del vino. Fueron los romanos los que empezaron a cultivar las cepas. En la actualidad hay mas 5.400 Ha. de viñedos que producen algunos de los mejores vinos del mundo. Esta zona vinícola, de reputación internacional, esta repleta de "château" o bodegas. Una degustación en una de ellas es una experiencia que no debéis desaprovechar. 

                                "Château" - Bodega

Después de pasear por sus estrechas calles repletas de casas antiquísimas construídas enteramente en piedra, dejamos este encantador pueblo prometiéndonos a nosotros mismos, que volveremos en otra fecha no lejana. 

                              Callejuelas de la parte antigua

                    Bahia de Arcachon

Y ahora dejamos la montaña para dirigirnos al borde del mar. Concretamente a la Bahia de Arcachón, de 1.500 hectáreas, alimentada por el Océano Atlántico y numerosos ríos y arroyos que desembocan en ella. Es famosa por sus playas y por sus ostras. Esta situada en un mar interior. En su centro se encuentra la 
Isla de los Pájaros y las casas construidas sobre pilotes de madera. 

                                          Casas sobre pilotes

Arcachón es una pequeña ciudad costera a una hora de Burdeos. Se hizo famosa a finales del siglo XIX, durante la llamada Belle Époque. El 2 de Mayode 1857, un decreto de Napoleón III, la acredita como ciudad. Ya en el año 1852, los hermanos Pereire empezaron su planificación aprovechando la construcción de la vía férrea que la unía a Burdeos. Enseguida se convirtió en un lugar de balnearios, salud y lujo para la alta aristocracia. 

                                    Barcos en la bahía

Construyeron 4 barrios bien diferenciados: La Ville d'Été, La Ville d'Hiver, La Ville de Printemps, y La Ville d'Hiver. Este último se construyó tierra adentro para que sus residentes pudieran gozar de un clima perfecto sin las incomodidades del viento del océano. Es una verdadera joya arquitectónica. Se compone de 300 lujosas villas. El rey Alfonso XII residió en una de sus mansiones. En la Ville d'Hiver podéis visitar una torre llamada Belvedere de Santa Cecilia. Tiene 25 m. de altura y consta de una escalera de caracol y una plataforma de observación. 
                                 Mirador de Santa Cecilia

Es un mirador desde donde se puede disfrutar de una vista increíble de la bahía, de los diferentes barrios de la ciudad y sus alrededores. Las casas del centro, (mejor dicho "mansiones"), están protegidas y pueden llegar a tener un precio aproximado de 1 millón de euros

                              Mansión en "La Ville d`Hivern"

Pero no se puede dejar a un lado la economía más importante del lugar: Los criaderos de ostras. La bahía tiene 26 puertos ostrícolas y 700 Ha. de parques ostrícolas que producen entre 8.000 a 10.000 toneladas de ostras. Durante todo el año los productores de la bahía de Arcachón abren sus puertas al público para vender sus productos y ofrecer degustaciones. 

                           En visita ostrícola

Durante estas visitas, aparte de degustar las mejores ostras y el mejor vino, ofrecen una explicación detallada sobre su historia y la manera de cultivar este sabroso molusco, tan rico en minerales y vitaminas. La ostra de Arcachon ya se comía en tiempo de los romanos pero, su producción a gran escala empezó en el siglo XIX.




                               La Duna de Pilat

Cerca de donde nos encontramos, en el Municipio de La Teste-de-Buch,  se encuentra uno de los lugares mas visitados de Francia: La Duna de Pilat. Situada dentro de la Bahía de Arcachón, es una de las joyas más importantes del Atlántico en Europa. Miles de visitantes la contemplan cada año. Es una enorme acumulación de arena de 115 m. de alto, 2.700 m. de largo y 500 m. de ancho.


Es la formación de arena mas elevada de Europa. Contiene 60 millones de m. cúbicos de arena y se adentra 1/2 km. dentro de Las Landas de Gascuña, el mayor bosque de Europa, con una extensión de 1.000.000 de Ha.

                             Escalera de la Duna de Pilat

Fue en el siglo XVIII cuando empezó la lucha contra la arena que invadía la tierra fertil. Nicolas Brémontier, ingeniero francés, firmó un decreto para crear un bosque de pinos marítimos a fin de poner freno a dicha arena. Así se creó las Landas de Gascuña. La arena, al tener la valla de pinos, se fue acumulando y creó la Duna de Pilat,  que está en permanente desplazamiento,  avanzando cada año entre 3 y 4 metros. Subir a lo alto es imprescindible. De Abril a Octubre hay una escalera para llegar a la cumbre. Desde arriba, con el bosque a vuestras espaldas, el mar delante y la bahía a la derecha, notareis una sensación de libertad inigualable. 

                               Subiendo por la arena

Subir las escaleras con calma. El calor y el esfuerzo os puede dejar agotados. La gente joven sube por la arena. Es mas cansado pero mucho mas salvaje...
Es un paraje natural protegido y un lugar de visita imprescindible para cualquier viajero que visite Burdeos y sus alrededores.

                                     Bergerac

Y ahora vamos a dejar la Gironda y nos iremos hacia el Perigord. Concretamente al Perigord Púrpura. Nos vamos a Bergerac, ciudad situada al borde del río Dordoña. En el año 1.200 ya era importante. 

                   Vista de la ciudad desde el Dordogna

Su historia ha estado siempre ligada al río Dordoña y a la cultura del vino. Los viñedos de Bergerac constituyen uno de los patrimonios mas prestigiosos del Perigord. Producen unas calidades excepcionales de vino con 13 denominaciones de origen. En el mapa turístico de la Ruta del Vino figuran 140 propiedades, "clos" y "châteaux" unidos por una carta de calidad.
Las barcazas cargadas de infinidad de productos, sobre todo vid, llegaban al Atlántico a través der Dordoña. Su casco viejo con casas de ladrillo entramado de madera (a pain de bois), sus adornos florales y su historia, la hacen única. 

                              Cyrano de Bergerac

La ciudad de Bergerac, cuyo nombre está completamente unido al de Cyrano, el famoso personaje de enorme nariz creado por Edmond Rostand,  conserva testimonios de los siglos XIV, XV y XVI. Curiosamente, este personaje nunca visito Bergerac. Adoptó este nombre a raíz de unas tierras que poseia su abuelo en esta localidad. Tenía un espiritu libre y muy inteligente. Murió a los 36 años a causa de un accidente: le cayó una viga en la cabeza.

                                 Bergerac le Vieux

Hoy en día la ciudad se conserva como antaño y callejear por su casco antiguo es un retorno romántico al pasado. Aún existe la fuente donde cada viernes las mujeres de Bergerac desalaban el bacalao.

                        Fuente donde desalaban el bacalao  
Perfectamente situada en el centro del casco antiguo, la "Casa de los Vinos" está dentro de un magnífico conjunto arquitectónico del siglo XVII que comprende, particularmente el encantador Claustro de los Recoletos, antiguo convento de los franciscanos.  El Museo del Tabaco, y del Transporte Fluvial y la Plaza Pelissière, con sus terrazas y restaurantes, también son lugares que no podeis dejar de visitar!! Teneis que hacer una pequeña parada en el lugar, al aire libre, donde se conserva toda la antigua maquinaria que permitía fabricar la corriente eléctrica.

               Antigua maquinaria para producir electricidad

La Iglesia de Nôtre Dame de Bergerac, construida al estilo de Violet le Duc por el mismo arquitecto que edificó le Sâcre Coeur de Paris, es una maravilla. Dos veces por semana, el mercado de Bergerac rodea esta magnífica iglesia.
Es un barrio pintoresco y acogedor restaurado con gusto que merece una larga visita


                         Iglesia Nôtre Dame de Bergerac  
                   
                   Castillo de Monbazillac

A pocos km. al sur de Bergerac, rodeado por el famoso viñedo de igual nombre, nos sorprende el Castillo de Monbazillac,  un imponente edificio con una arquitectura única y original, conjunción de sistemas de defensivos medievales y ornamentos del Renacimiento. 

                         Fachada del castillo

Construído en el siglo XVI y rodeado de un foso seco, ofrece una fachada llena de ventanas y tragaluces. En sus diferentes pisos,  muebles y estancias antiguas magníficamente conservadas. El mobiliario es de los siglos XVI y XVII. Ofrece una información detallada de como se desarrolló el protestantismo en esta región.

                          Muebles i retratos antiguos

Desde el segundo piso se contempla una vista panorámica magnífica de Bergerac y todo el valle de la Dordoña.

                           Vista sobre los viñedos

En el sótano se puede visitar  un museo de la vid, con mas de 7.000 botellas.
En la planta baja está instalado un restaurante con venta y degustación de vinos. 
Es propiedad de la bodega de Monbazillac desde el año 1960.

Y ahora, amigos, ha llegado la hora de deciros adiós. El viaje ha sido una gozada. La Gironda es una maravilla pero, la parte del Perigord que hemos visitado, ha sido espléndida. Necesitais, por lo menos, cinco días para poder verlo todo. Los lugares son muy bonitos y no se puede ir con prisas. Las fotos no han salido todo lo bien que hubiera querido. Los días pasados en Burdeos fueron de lluvia diaria y el cielo siempre estuvo gris. Si haceis "clic" sobre las fotos las podreis ver a tamaño mayor. 

Os mando un beso muy grande

Magda Navarro





martes, septiembre 06, 2016

La Alsacia. Un viaje de ensueño



Hola amigos. De nuevo con vosotros para animaros a viajar, uno de los "vicios" mejores que puede tener el ser humano.

Esta vez os hablaré de Alsacia, un lugar encantador y único. Situada junto a Alemania, y teniendo el río Rhone como frontera entre los dos países, ya podéis imaginar la exuberancia de sus tierras. Repleta de colinas, montañas y llanuras. Sus castillos, sus pueblos y sus viñedos no tienen comparación con ningún otro lugar de Francia.


Alsacia es una de los lugares que ha sabido aprovechar mas la nueva reorganización de los departamentos franceses. Siendo una de las regiones mas históricas, ha sabido conservar una identidad fuerte basada en el arte de vivir y ha apostado claramente por la modernización y las energías renovables, siendo hoy en dia una de las regiones más ecológicas y mas dinámicas de todo el país. Se pueden ver placas solares por todos lados y la organización y la limpieza se manifiesta por todas partes.



Su riqueza principal proviene de la producción vinícola. En el año 1863 la filoxera se propagó por toda Europa matando todas las vides. Alsacia también sucumbió a esta plaga. La estrategia que siguió fue de plantar los viñedos inclinados para impedir la acumulación de agua. Se plantan en tierra ácida y se acostumbra a plantar rosales entre ellos. El rosal es sensible a las mismas enfermedades que la cepa pero acusa más rápido cualquier plaga que se contrae en el viñedo y así se puede poner remedio enseguida. En la actualidad, Alsacia posee 52 denominaciones de origen de vino, casi todo blanco, siendo la denominación Riesling la que más fama le ha dado. La variedad negra Pinot Noir (vino tinto) también está muy valorada y es muy apreciada.


Primero nos encontramos con Mulhouse, que es famosa por sus museos insólitos: Museo Francés de Ferrocarriles, Museo de Impresión sobre Tela y, el mas famoso, la colección de automóviles de la familia Schlumpf, que cuenta con mas de 500 modelos.


A 20 km. se encuentra Selestat. Típicamente alsaciano, su Chateau d'eau es una de las edificaciones mas admiradas de esta población. Construido en 1905 para abastecer de agua la ciudad, fue declarado Monumento Histórico el 2 de Julio de 1992. Tiene una altura de 5 metros y una capacidad de 500 metros cúbicos de agua. En su cúpula hay instalado un pararrayos.






Una de las imágenes más características de Alsacia es el castillo de Haut-Koeningbourg, uno de los monumentos mas visitados de Francia. Un castillo construido en el siglo XII que ocupaba una situación estratégica para vigilar las rutas del vino, del trigo, de la plata y de la sal. Los suecos lo dejaron en ruinas durante la guerra de los Treinta Años y el Kaiser Guillermo II lo transformó en una maravilla medieval. 


Esta situado a 12 km.de Seléstat, en la montaña del Stophanberch, a una altura de 755m. A pesar de ser destruido y posteriormente reconstruido (estuvo en ruinas mas de 250 años), el castillo respecta fielmente la arquitectura medieval y sus salas interiores permanecen espléndidas.

El mobiliario y las armas fueron adquiridos a principios de siglo para representar la vida y la evolución del armamento desde finales de la Edad Media hasta la guerra de los Treinta Años. Las escasas reproducciones (entre ellas dos arcas y una estufa) fueron donadas al castillo porqué permitían evocar obras excepcionales.

Fue posesión de los Habsburgo. Pasó después a los Tierstein. En 1865 formo parte del patrimonio de  la ciudad de Sélestat, quién lo donó al emperador alemán Guillermo II de Hohenzollern quién, en 1899 emprendió la tarea de su reconstrucción para convertirlo en museo y así demostrar su poder con la recuperación de Alsacia por parte de Alemania.


Por el tratado de Versalles, en 1919, Francia se convirtió en propietaria de los bienes de la corona alemana y consiguió Haut-Koeningsbourg.


Alsacia cuenta con muchos pueblos protegidos que forman parte de la asociación de los Pueblos mas bonitos de Francia. Entre Colmar y Estrasburgo puedes encontrar muchos de ellos.  

Todos los pueblos poseen las mismas características que los hace únicos: Casas bajitas de tejados pronunciados. Fachadas entramadas (a pan de bois). Calles empedradas. Flores por doquier......


En Ribeauvillé, su calle principal con vistas al castillo, es una preciosidad. Bordeado parcialmente por antiguas murallas cuenta con varias casas medievales y dos iglesias antiguas. Hay tiendas de vino a los dos lados de la calle y sus casas entramadas son maravillosas.


Muy cerca nos encontramos con Riquewihr,  una de las mas bellas poblaciones alsacianas, y con la fama de ser una de las grandes productoras de Riesling, el vino típico de la región. Las bodegas se suceden a ambos lados de la calle principal. Casas entramadas con fecha de 1531 y fortificaciones del siglo XIII. 






Sus murallas y la puerta de entrada a la ciudad, la Torre Dolder, increíblemente conservada, domina todo el conjunto. Como en casi todos los pueblos alsacianos, la calle principal es la mas ancha y, desde allí, salen otras mas estrechas que no podéis dejar de ver ya que, la mayoría de las veces, son las mas típicas y bonitas. Hasta los perros son encantadores y diferentes en Riquewihr!!


A mitad de camino entre Colmar y Estrasburgo se encuentra la población de Obernai. A partir del siglo VII fue propiedad de los Duques de Alsacia. Aquí nació su hija Santa Odilia, venerada por la Iglesia Católica como patrona de Alsacia.



Conserva buena parte de sus casas tradicionales, en un casco urbano de calles con sabor alsaciano. Es algo mayor que los otros pueblos típicos que hemos visitado (alrededor de 10.000 habitantes). Fue muy importante en la antigüedad y después sufrió un declive muy acusado, sobre todo durante la Guerra de los 30 años. Ya en el siglo XVII volvió a prosperar pero sin llegar a ser nunca lo que fue en el pasado.



La plaza del Ayuntamiento, los restos de las murallas, la Fuente de Santa Odile y la iglesia de San Pedro y San Pablo, construida en tonos rojizos, es lo mas importante de esta ciudad medieval, una de las mas visitadas de Alsacia. Dicha iglesia, edificada en el siglo XIX, destaca por sus altas agujas, completamente iguales, que la coronan. 


Tampoco os podéis perder el Pozo de los seis cubos. Este pozo, fue construido en 1579 en estilo Reinassance por un equipo de artesanos de Estrasburgo.  Esta rodeado de esculturas bíblicas evocando el encuentro de Jesús con la Samaritana, la parábola del pan y del vino, etc. En el año 1900 este pozo fue declarado Monumento Histórico. 

Sobre todo no te olvides de visitar Kaysenberg, la ciudad natal de Albert Schweitzer, premio Nobel de la Paz de 1952. Este doctor de la Selva Negra fue médico, filósofo y organista. Lucho toda su vida contra las enfermedades tropicales. Su casa natal esta convertida en museo.
Atravesada por un río y con una arquitectura completamente medieval, es uno de los lugares mas emblemáticos de Alsacia. Se encuentra muy cerca de Colmar.




Hemos llegado a Colmar, capital administrativa de Alsacia. Esta ciudad se desarrolló a partir del cultivo de la vid y posterior producción de vino, gracias a la sequedad de su clima que es muy favorable para sus cepas. Es la 2ª ciudad mas seca de Francia, después de Perpignan. 


Colmar suscita entusiasmo al descubrirla. Está llena de callejuelas estrechas con edificios de arquitectura tradicional, con entramados de madera, rótulos artísticamente forjados y arreglos florales impresionantes. Toda ella es como un museo al aire libre. Es la ciudad natal de Bartholdi, autor de la Estatua de la Libertad de Nueva York.  

Colmar puede estar orgullosa de sus casas históricas. La Casa Pfister, de estilo renacentista, data de 1537. Posee un magnífico mirador y bellas pinturas que representan escenas bíblicas.


La Maison des Têtes (Casa de las Cabezas), de 1609, es un edificio impresionante. Edificado en el lugar que ocupaba el foso de la antigua muralla, debe su nombre a las 111 cabezas y máscaras grotescas que decoran su fachada. La estatua que culmina su fachada es la de Frédéric Auguste Bartholdi. Evoca la edad de oro de la burguesía comerciante de esta ciudad en aquella época. Actualmente alberga un hotel que lleva el mismo nombre.


El Koïfhus (La antigua Aduana) es el edificio público más antiguo de la ciudad. Sus tejas, profusamente decoradas, le dan una elegancia que no se ha podido borrar con los años. Se terminó en 1480.

La Colegiata de San Martín fue edificada en honor a su santo patrón. Cada año, el 11 de Noviembre, se escenifica la historia de San Martín, que donó la mitad de su capa a un mendigo para abrigarlo del intenso frío. En esta representación toman parte muchos habitantes de la ciudad. 


Esta Colegiata está construida en piedra de color amarillo. Hasta 1972 se podía admirar en su interior el famoso cuadro de Martín Schongauer "La Virgén del Rosal". Actualmente se encuentra en el interior de la Iglesia de los Dominicos. Hay que pagar para verlo.



La Rue des Marchands es la calle principal donde se reúnen las mas representativas casas de esta pequeña ciudad pero, lo más típico y lo que os va a parecer un cuento de hadas es La Pequeña Venecia.



La Petit Venisse es  un lugar de casas bajas tradicionales a lo largo de la orilla del río Launch. En la antigüedad era el centro neurálgico de la pesca y la venta de pescado. Estos canales también servían para transportar la uva para transformarla en vino. Se pueden recorrer a pie y en barca, como antaño. No os podéis perder esta parte de la ciudad... es encantadora!


Muy cerca de Colmar, en Ungersheim, se encuentra el Ecomuseo de Alsacia. En un recinto que une antiguas casas de campo rescatadas del abandono. Los visitantes pueden presenciar actividades campesinas tradicionales, admirar los vestidos regionales de aquella época y adquirir mas conocimientos sobre las cigüeñas, que los alsacianos han adoptado como un símbolo de su cultura.

Ahora ya estamos en Estrasburgo. Una verdadera joya de Alsacia. Lo primero que salta a la vista es el edificio Louise Weiss, la sede del Parlamento Europeo.

Es un hemiciclo con capacidad para 750 plazas. Fue terminado en 1999 y está destinado a albergar las sesiones mensuales de esta institución. Aquí se celebran los 12 periodos parciales de sesiones plenarias al año. 
El edificio está atravesado por tres calles internas. La principal en forma de jardín de invierno.

Estrasburgo es la capital del Departamento del Bajo Rhin y, desde el 1 de Enero de 2016, de la región administrativa Alsacia-Champaña-Ardenas-Lorena. Desde la antigüedad fue importante centro de comunicaciones, especialmente fluvial. Ciudad universitaria, con cerca de 60.000 estudiantes, es el mayor centro del país de estudios de tercer grado. Su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad desde 1988.




Al entrar en la ciudad llama la atención una parte de la muralla, construida para defender la ciudad en caso de ser invadida. Cuando se construyó era una fortificación cubierta que servía de protección a todos sus habitantes. A pesar de la desaparición de los tejados, su nombre se conserva: Puentes Cubiertos (Ponts Couverts) Este lugar está dominado por sus 4 torres y sirve de entrada a la Petite France. 
A pocos metros de la muralla se puede contemplar le Barrage Vauban o Gran Exclusa. Construida en 1690 según los planos del ingeniero militar Vauban, permitía inundar la parte sur de la ciudad en caso de invasión.



Muy cerca de Ponts Couverts podemos ver la Église de Sant Paul, edificio de arquitectura neogótica, construida entre 1892 y 1897. Fue diseñada por miembros luteranos de la guarnición imperial alemana destinada en esta ciudad. Destaca su gran altura, ya que la iglesia no ocupa una gran superficie, y la cantidad de portales y entradas que contiene (19 en total). En 1919, después de la devolución de Alsacia a Francia, fue donada a la Iglesia Luterana.





Estrasburgo puede enorgullecerse de poseer una de las Catedrales mas bonitas del mundo. La Catedral de Nuestra Señora de Estrasburgo, construida entre 1015 y 1439, en gres rosado y de estilo gótico tardío, es una joya que impresiona cuando la ves por primera vez. Su torre principal se alza a 142 metros de altura. Fue la edificación mas alta del mundo durante mas de dos siglos. La torre sur, inacabada, permite subir al mirador donde se puede contemplar una de las vistas mas espectaculares de la ciudad.


En su interior, vidrieras profusamente decoradas llaman la atención, al igual que las impresionantes figuras que decoran su fachada. El Rosetón de la parte posterior, magnífico,  está decorado con espigas de trigo, muestra de que era una ciudad rica y próspera. Pero, lo mas remarcable de su interior, es su Reloj Astronómico. Data del siglo XVI y está considerado Monumento Histórico. Este es el tercer reloj de esta Catedral. Del primero (1547-1574) solo queda una figura autómata de hierro en forma de gallo. En el siglo XVI se construyó otro reloj con calendario perpetuo. 
Entre 1838 y 1842, ya en el siglo XIX, Schwilgue construyó el tercero, montado sobre el anterior, que es el que ahora podemos contemplar. Contiene nuevos mecanismos insertados en el antiguo y todos los diales son nuevos. Este alsaciano autodidacta, aprendiz de relojero, llegó a ser profesor de matemáticas, verificador de pesas y medidas y, finalmente, contratista. La ilusión de Schwilgue era la de reparar relojes y esta ilusión le motivó durante toda su vida. De todos los relojes astronómicos que existen en el mundo, indudablemente éste es el mejor.





La parte antigua de la ciudad es un lugar mágico. La Petite France es el lugar mas pintoresco del casco antiguo y declarado Patrimonio de la Humanidad, por la Unesco, en 1988. Todas sus casas han sido preservadas y son originales de la época. Hay que pasear sin prisa por sus callejuelas y no hay que perderse ningun rincón. Antiguamente los pescadores, molineros y curtidores vivían y trabajaban en este barrio construido al borde del agua. Sus hermosas casas, construidas con entramados de madera, datan de los siglos XVI y XVII. En los desvanes inclinados se secaban las pieles de los curtidores. 


Una de las casas mas admirada y fotografiada es la Casa de los Curtidores. Allí se reunia los miembros de este colectivo para organizar, decidir y concretar sus decisiones. 
Para disfrutar de este lugar os aconsejo un pequeño paseo en barca a lo largo de este pequeño río llamado Ill (afluente del Rhin). El desnivel que aprovechaban los trabajadores de este lugar para hacer girar sus molinos, en la actualidad sirve para una agradable navegación turística. Se pueden ver sus casas desde otra perspectiva y quedareis boquiabiertos contemplando las exclusas y las maniobras ejecutadas por los barqueros. 


Muy cerca de la Catedral encontrareis el muelle desde donde salen los recorridos en barca. Es una experiencia inolvidable!

En la antigüedad, esta zona era la mas pobre de la ciudad y no tenia ningún atractivo para la gente del lugar. Fue en la segunda mitad del siglo XX cuando se dieron cuenta del potencial turístico que ofrecía este lugar. Hoy en dia es la zona mas visitada y un verdadero orgullo para sus habitantes. En Navidad, este barrio es como un pesebre. Todas las casas están decoradas con guirnaldas y profusamente iluminadas con luces de colores. También se instala un pequeño mercado de Navidad.

La estatua de Gutenberg, inventor de la imprenta moderna, preside la plaza de su mismo nombre, frente a la entrada principal de la Catedral.  Esta estatua fue obra de David d'Angers. 
Johannes Gutenberg nació en Magunzia alrededor del año 1400 pero, a causa de sus múltiples deudas, abandonó su ciudad natal y se instaló en Estrasburgo durante 10 años donde ejerció como platero. Durante este tiempo perfeccionó el arte de la imprenta publicando, en 1449,  el primer libro topográfico del mundo occidental. También es conocido universalmente por su Biblia de 42 líneas llamada La Biblia de Gutemberg. 

Todo esto y mas es lo que podéis ver en Alsacia, un lugar donde parece que el ojo humano no puede concebir tanta belleza. Un lugar donde la gente es encantadora. Un lugar donde han apostado por las energías que nos ofrece la naturaleza e  intentan hacer la tierra en que vivimos mas habitable. Visitad este lugar. Seguro que no os defraudará.

Cualquier cosa que necesitéis preguntar, no dudéis. Un abrazo y....feliz viaje!!


Magda Navarro