martes, septiembre 06, 2016

La Alsacia. Un viaje de ensueño



Hola amigos. De nuevo con vosotros para animaros a viajar, uno de los "vicios" mejores que puede tener el ser humano.

Esta vez os hablaré de Alsacia, un lugar encantador y único. Situada junto a Alemania, y teniendo el río Rhone como frontera entre los dos países, ya podéis imaginar la exuberancia de sus tierras. Repleta de colinas, montañas y llanuras. Sus castillos, sus pueblos y sus viñedos no tienen comparación con ningún otro lugar de Francia.


Alsacia es una de los lugares que ha sabido aprovechar mas la nueva reorganización de los departamentos franceses. Siendo una de las regiones mas históricas, ha sabido conservar una identidad fuerte basada en el arte de vivir y ha apostado claramente por la modernización y las energías renovables, siendo hoy en dia una de las regiones más ecológicas y mas dinámicas de todo el país. Se pueden ver placas solares por todos lados y la organización y la limpieza se manifiesta por todas partes.



Su riqueza principal proviene de la producción vinícola. En el año 1863 la filoxera se propagó por toda Europa matando todas las vides. Alsacia también sucumbió a esta plaga. La estrategia que siguió fue de plantar los viñedos inclinados para impedir la acumulación de agua. Se plantan en tierra ácida y se acostumbra a plantar rosales entre ellos. El rosal es sensible a las mismas enfermedades que la cepa pero acusa más rápido cualquier plaga que se contrae en el viñedo y así se puede poner remedio enseguida. En la actualidad, Alsacia posee 52 denominaciones de origen de vino, casi todo blanco, siendo la denominación Riesling la que más fama le ha dado. La variedad negra Pinot Noir (vino tinto) también está muy valorada y es muy apreciada.


Primero nos encontramos con Mulhouse, que es famosa por sus museos insólitos: Museo Francés de Ferrocarriles, Museo de Impresión sobre Tela y, el mas famoso, la colección de automóviles de la familia Schlumpf, que cuenta con mas de 500 modelos.


A 20 km. se encuentra Selestat. Típicamente alsaciano, su Chateau d'eau es una de las edificaciones mas admiradas de esta población. Construido en 1905 para abastecer de agua la ciudad, fue declarado Monumento Histórico el 2 de Julio de 1992. Tiene una altura de 5 metros y una capacidad de 500 metros cúbicos de agua. En su cúpula hay instalado un pararrayos.






Una de las imágenes más características de Alsacia es el castillo de Haut-Koeningbourg, uno de los monumentos mas visitados de Francia. Un castillo construido en el siglo XII que ocupaba una situación estratégica para vigilar las rutas del vino, del trigo, de la plata y de la sal. Los suecos lo dejaron en ruinas durante la guerra de los Treinta Años y el Kaiser Guillermo II lo transformó en una maravilla medieval. 


Esta situado a 12 km.de Seléstat, en la montaña del Stophanberch, a una altura de 755m. A pesar de ser destruido y posteriormente reconstruido (estuvo en ruinas mas de 250 años), el castillo respecta fielmente la arquitectura medieval y sus salas interiores permanecen espléndidas.

El mobiliario y las armas fueron adquiridos a principios de siglo para representar la vida y la evolución del armamento desde finales de la Edad Media hasta la guerra de los Treinta Años. Las escasas reproducciones (entre ellas dos arcas y una estufa) fueron donadas al castillo porqué permitían evocar obras excepcionales.

Fue posesión de los Habsburgo. Pasó después a los Tierstein. En 1865 formo parte del patrimonio de  la ciudad de Sélestat, quién lo donó al emperador alemán Guillermo II de Hohenzollern quién, en 1899 emprendió la tarea de su reconstrucción para convertirlo en museo y así demostrar su poder con la recuperación de Alsacia por parte de Alemania.


Por el tratado de Versalles, en 1919, Francia se convirtió en propietaria de los bienes de la corona alemana y consiguió Haut-Koeningsbourg.


Alsacia cuenta con muchos pueblos protegidos que forman parte de la asociación de los Pueblos mas bonitos de Francia. Entre Colmar y Estrasburgo puedes encontrar muchos de ellos.  

Todos los pueblos poseen las mismas características que los hace únicos: Casas bajitas de tejados pronunciados. Fachadas entramadas (a pan de bois). Calles empedradas. Flores por doquier......


En Ribeauvillé, su calle principal con vistas al castillo, es una preciosidad. Bordeado parcialmente por antiguas murallas cuenta con varias casas medievales y dos iglesias antiguas. Hay tiendas de vino a los dos lados de la calle y sus casas entramadas son maravillosas.


Muy cerca nos encontramos con Riquewihr,  una de las mas bellas poblaciones alsacianas, y con la fama de ser una de las grandes productoras de Riesling, el vino típico de la región. Las bodegas se suceden a ambos lados de la calle principal. Casas entramadas con fecha de 1531 y fortificaciones del siglo XIII. 






Sus murallas y la puerta de entrada a la ciudad, la Torre Dolder, increíblemente conservada, domina todo el conjunto. Como en casi todos los pueblos alsacianos, la calle principal es la mas ancha y, desde allí, salen otras mas estrechas que no podéis dejar de ver ya que, la mayoría de las veces, son las mas típicas y bonitas. Hasta los perros son encantadores y diferentes en Riquewihr!!


A mitad de camino entre Colmar y Estrasburgo se encuentra la población de Obernai. A partir del siglo VII fue propiedad de los Duques de Alsacia. Aquí nació su hija Santa Odilia, venerada por la Iglesia Católica como patrona de Alsacia.



Conserva buena parte de sus casas tradicionales, en un casco urbano de calles con sabor alsaciano. Es algo mayor que los otros pueblos típicos que hemos visitado (alrededor de 10.000 habitantes). Fue muy importante en la antigüedad y después sufrió un declive muy acusado, sobre todo durante la Guerra de los 30 años. Ya en el siglo XVII volvió a prosperar pero sin llegar a ser nunca lo que fue en el pasado.



La plaza del Ayuntamiento, los restos de las murallas, la Fuente de Santa Odile y la iglesia de San Pedro y San Pablo, construida en tonos rojizos, es lo mas importante de esta ciudad medieval, una de las mas visitadas de Alsacia. Dicha iglesia, edificada en el siglo XIX, destaca por sus altas agujas, completamente iguales, que la coronan. 


Tampoco os podéis perder el Pozo de los seis cubos. Este pozo, fue construido en 1579 en estilo Reinassance por un equipo de artesanos de Estrasburgo.  Esta rodeado de esculturas bíblicas evocando el encuentro de Jesús con la Samaritana, la parábola del pan y del vino, etc. En el año 1900 este pozo fue declarado Monumento Histórico. 

Sobre todo no te olvides de visitar Kaysenberg, la ciudad natal de Albert Schweitzer, premio Nobel de la Paz de 1952. Este doctor de la Selva Negra fue médico, filósofo y organista. Lucho toda su vida contra las enfermedades tropicales. Su casa natal esta convertida en museo.
Atravesada por un río y con una arquitectura completamente medieval, es uno de los lugares mas emblemáticos de Alsacia. Se encuentra muy cerca de Colmar.




Hemos llegado a Colmar, capital administrativa de Alsacia. Esta ciudad se desarrolló a partir del cultivo de la vid y posterior producción de vino, gracias a la sequedad de su clima que es muy favorable para sus cepas. Es la 2ª ciudad mas seca de Francia, después de Perpignan. 


Colmar suscita entusiasmo al descubrirla. Está llena de callejuelas estrechas con edificios de arquitectura tradicional, con entramados de madera, rótulos artísticamente forjados y arreglos florales impresionantes. Toda ella es como un museo al aire libre. Es la ciudad natal de Bartholdi, autor de la Estatua de la Libertad de Nueva York.  

Colmar puede estar orgullosa de sus casas históricas. La Casa Pfister, de estilo renacentista, data de 1537. Posee un magnífico mirador y bellas pinturas que representan escenas bíblicas.


La Maison des Têtes (Casa de las Cabezas), de 1609, es un edificio impresionante. Edificado en el lugar que ocupaba el foso de la antigua muralla, debe su nombre a las 111 cabezas y máscaras grotescas que decoran su fachada. La estatua que culmina su fachada es la de Frédéric Auguste Bartholdi. Evoca la edad de oro de la burguesía comerciante de esta ciudad en aquella época. Actualmente alberga un hotel que lleva el mismo nombre.


El Koïfhus (La antigua Aduana) es el edificio público más antiguo de la ciudad. Sus tejas, profusamente decoradas, le dan una elegancia que no se ha podido borrar con los años. Se terminó en 1480.

La Colegiata de San Martín fue edificada en honor a su santo patrón. Cada año, el 11 de Noviembre, se escenifica la historia de San Martín, que donó la mitad de su capa a un mendigo para abrigarlo del intenso frío. En esta representación toman parte muchos habitantes de la ciudad. 


Esta Colegiata está construida en piedra de color amarillo. Hasta 1972 se podía admirar en su interior el famoso cuadro de Martín Schongauer "La Virgén del Rosal". Actualmente se encuentra en el interior de la Iglesia de los Dominicos. Hay que pagar para verlo.



La Rue des Marchands es la calle principal donde se reúnen las mas representativas casas de esta pequeña ciudad pero, lo más típico y lo que os va a parecer un cuento de hadas es La Pequeña Venecia.



La Petit Venisse es  un lugar de casas bajas tradicionales a lo largo de la orilla del río Launch. En la antigüedad era el centro neurálgico de la pesca y la venta de pescado. Estos canales también servían para transportar la uva para transformarla en vino. Se pueden recorrer a pie y en barca, como antaño. No os podéis perder esta parte de la ciudad... es encantadora!


Muy cerca de Colmar, en Ungersheim, se encuentra el Ecomuseo de Alsacia. En un recinto que une antiguas casas de campo rescatadas del abandono. Los visitantes pueden presenciar actividades campesinas tradicionales, admirar los vestidos regionales de aquella época y adquirir mas conocimientos sobre las cigüeñas, que los alsacianos han adoptado como un símbolo de su cultura.

Ahora ya estamos en Estrasburgo. Una verdadera joya de Alsacia. Lo primero que salta a la vista es el edificio Louise Weiss, la sede del Parlamento Europeo.

Es un hemiciclo con capacidad para 750 plazas. Fue terminado en 1999 y está destinado a albergar las sesiones mensuales de esta institución. Aquí se celebran los 12 periodos parciales de sesiones plenarias al año. 
El edificio está atravesado por tres calles internas. La principal en forma de jardín de invierno.

Estrasburgo es la capital del Departamento del Bajo Rhin y, desde el 1 de Enero de 2016, de la región administrativa Alsacia-Champaña-Ardenas-Lorena. Desde la antigüedad fue importante centro de comunicaciones, especialmente fluvial. Ciudad universitaria, con cerca de 60.000 estudiantes, es el mayor centro del país de estudios de tercer grado. Su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad desde 1988.




Al entrar en la ciudad llama la atención una parte de la muralla, construida para defender la ciudad en caso de ser invadida. Cuando se construyó era una fortificación cubierta que servía de protección a todos sus habitantes. A pesar de la desaparición de los tejados, su nombre se conserva: Puentes Cubiertos (Ponts Couverts) Este lugar está dominado por sus 4 torres y sirve de entrada a la Petite France. 
A pocos metros de la muralla se puede contemplar le Barrage Vauban o Gran Exclusa. Construida en 1690 según los planos del ingeniero militar Vauban, permitía inundar la parte sur de la ciudad en caso de invasión.



Muy cerca de Ponts Couverts podemos ver la Église de Sant Paul, edificio de arquitectura neogótica, construida entre 1892 y 1897. Fue diseñada por miembros luteranos de la guarnición imperial alemana destinada en esta ciudad. Destaca su gran altura, ya que la iglesia no ocupa una gran superficie, y la cantidad de portales y entradas que contiene (19 en total). En 1919, después de la devolución de Alsacia a Francia, fue donada a la Iglesia Luterana.





Estrasburgo puede enorgullecerse de poseer una de las Catedrales mas bonitas del mundo. La Catedral de Nuestra Señora de Estrasburgo, construida entre 1015 y 1439, en gres rosado y de estilo gótico tardío, es una joya que impresiona cuando la ves por primera vez. Su torre principal se alza a 142 metros de altura. Fue la edificación mas alta del mundo durante mas de dos siglos. La torre sur, inacabada, permite subir al mirador donde se puede contemplar una de las vistas mas espectaculares de la ciudad.


En su interior, vidrieras profusamente decoradas llaman la atención, al igual que las impresionantes figuras que decoran su fachada. El Rosetón de la parte posterior, magnífico,  está decorado con espigas de trigo, muestra de que era una ciudad rica y próspera. Pero, lo mas remarcable de su interior, es su Reloj Astronómico. Data del siglo XVI y está considerado Monumento Histórico. Este es el tercer reloj de esta Catedral. Del primero (1547-1574) solo queda una figura autómata de hierro en forma de gallo. En el siglo XVI se construyó otro reloj con calendario perpetuo. 
Entre 1838 y 1842, ya en el siglo XIX, Schwilgue construyó el tercero, montado sobre el anterior, que es el que ahora podemos contemplar. Contiene nuevos mecanismos insertados en el antiguo y todos los diales son nuevos. Este alsaciano autodidacta, aprendiz de relojero, llegó a ser profesor de matemáticas, verificador de pesas y medidas y, finalmente, contratista. La ilusión de Schwilgue era la de reparar relojes y esta ilusión le motivó durante toda su vida. De todos los relojes astronómicos que existen en el mundo, indudablemente éste es el mejor.





La parte antigua de la ciudad es un lugar mágico. La Petite France es el lugar mas pintoresco del casco antiguo y declarado Patrimonio de la Humanidad, por la Unesco, en 1988. Todas sus casas han sido preservadas y son originales de la época. Hay que pasear sin prisa por sus callejuelas y no hay que perderse ningun rincón. Antiguamente los pescadores, molineros y curtidores vivían y trabajaban en este barrio construido al borde del agua. Sus hermosas casas, construidas con entramados de madera, datan de los siglos XVI y XVII. En los desvanes inclinados se secaban las pieles de los curtidores. 


Una de las casas mas admirada y fotografiada es la Casa de los Curtidores. Allí se reunia los miembros de este colectivo para organizar, decidir y concretar sus decisiones. 
Para disfrutar de este lugar os aconsejo un pequeño paseo en barca a lo largo de este pequeño río llamado Ill (afluente del Rhin). El desnivel que aprovechaban los trabajadores de este lugar para hacer girar sus molinos, en la actualidad sirve para una agradable navegación turística. Se pueden ver sus casas desde otra perspectiva y quedareis boquiabiertos contemplando las exclusas y las maniobras ejecutadas por los barqueros. 


Muy cerca de la Catedral encontrareis el muelle desde donde salen los recorridos en barca. Es una experiencia inolvidable!

En la antigüedad, esta zona era la mas pobre de la ciudad y no tenia ningún atractivo para la gente del lugar. Fue en la segunda mitad del siglo XX cuando se dieron cuenta del potencial turístico que ofrecía este lugar. Hoy en dia es la zona mas visitada y un verdadero orgullo para sus habitantes. En Navidad, este barrio es como un pesebre. Todas las casas están decoradas con guirnaldas y profusamente iluminadas con luces de colores. También se instala un pequeño mercado de Navidad.

La estatua de Gutenberg, inventor de la imprenta moderna, preside la plaza de su mismo nombre, frente a la entrada principal de la Catedral.  Esta estatua fue obra de David d'Angers. 
Johannes Gutenberg nació en Magunzia alrededor del año 1400 pero, a causa de sus múltiples deudas, abandonó su ciudad natal y se instaló en Estrasburgo durante 10 años donde ejerció como platero. Durante este tiempo perfeccionó el arte de la imprenta publicando, en 1449,  el primer libro topográfico del mundo occidental. También es conocido universalmente por su Biblia de 42 líneas llamada La Biblia de Gutemberg. 

Todo esto y mas es lo que podéis ver en Alsacia, un lugar donde parece que el ojo humano no puede concebir tanta belleza. Un lugar donde la gente es encantadora. Un lugar donde han apostado por las energías que nos ofrece la naturaleza e  intentan hacer la tierra en que vivimos mas habitable. Visitad este lugar. Seguro que no os defraudará.

Cualquier cosa que necesitéis preguntar, no dudéis. Un abrazo y....feliz viaje!!


Magda Navarro





























No hay comentarios: